En comparación con su anterior trabajo puede ser más accesible, más sencilla y menos compleja y completa. Es cine diferente. Y lo de diferente se lo gana a pulso.

★★★☆☆ Buena

Batalla en el cielo

Tuve la oportunidad de conocer a éste director gracias a un trabajo que realizamos en su momento para su primer largometraje, Japón, una histora durísima interpretada por actores no profesionales y que en principio podría resultar de muy difícil visionado por su estética y ritmo.

Rodada en Super16mm con formato Scope (muy bien usado y fotografiado), la película se puede calificar de experiencia poco frecuente. Aunque comprendería que a muchos espectadores les eche para atrás este tipo de cine he de confesar que lo vi con interés.

Ganó la Cámara de Oro en Cannes 2002, premio que relanzó su carrera y ha conseguido que esta película que se estrena el 14 de octubre en pocas salas (sólo en Alphaville y Verdi) haya tenido la oportunidad de competir en este festival y presentarse en San Sebastián.

La historia de esta película distribuída por la siempre “indie” Golem no es fácil de resumir. Podría contar que es sobre un chófer (Marcos Hernández) y una enfermiza historia de amor con la hija de su “señor”, una adinerada y preciosa joven (Anapola Mushkadiz) que se dedica a la prostitución por gusto. Marcos y su mujer han secuestrado al bebé de un familiar suyo para pedir un rescate, pero el bebé muere, algo que provoca en Marcos un gran sentimiento de culpabilidad que pretende confesar aunque no le dejan. Y todo desemboca en un final trágico.

En pocas líneas podría destripar así la película.

Pero hay que verla. Repito que a mi me resultó hipnotizante. Hay planos largos, casi eternos, pero no cansan.
A veces parece abrazar el estilo documental pero sin llegar a serlo. A veces tienta a nuestra paciencia y buen gusto con un par de escenas de felaciones reales (alguna de ellas prescindible para no predisponer negativamente al espectador)… pero es inclasificable. Y puede amarse u odiarse. Yo prefiero quedarme en un término medio y darle un 7 porque es una película que se sale totalmente de los esquemas y no resulta ser un bodrio o un experimento de video-arte insufrible.

En comparación con su anterior trabajo puede ser más accesible, más sencilla y menos compleja y completa, pero aún así sigue siendo una obra que se necesita ver porque no creo que existan antecedentes ni prejuicios en el 99% de los espectadores hacia este tipo de películas. Es cine diferente. Y lo de diferente se lo gana a pulso.
Lo mejor: Que es cine diferente. Y que en el espectador inconformista conviva siempre la duda de si ha visto una película pretenciosa y pedante o algo totalmente nuevo para nuestro código cinematográfico.
Lo peor: Que mucha gente no llegue a enterarse de la existencia de ésta película. Para ello escribo este post, para sacarla, en la medida de las visitas que tiene este blog, del anonimato.
publicado por Israel 'Yojimbo' Nava el 6 febrero, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.