Es una película que consigue lo contrario de lo que pretende, y precisamente no le hace ningún favor a la gente con síndrome de Down.

★★☆☆☆ Mediocre

León y Olvido

Hay películas que denomino “kamikazes” o suicidas. Son aquellas que desde su planteamiento están destinadas a ser malas, que cuentan con el empeño de gente que cree en ella y aún encima por su calidad en la realización firman su acta de defunción. Pero la firmarían en una industria que llamara como tal.

Éste debería ser el caso. Pero a los “autores” y a “festivalitos” les da por darles premios y alabanzas.

Esta película rodada íntegramente en La Coruña tiene una lejana intención de hacer un retrato tierno y emotivo sobre dos hermanos, uno de ellos con síndrome de Down. Y la verdad es que la idea es original. Y el actor, Guillem Jiménez, no está nada mal. Pero la intención no cuenta.
Al menos en el cine.

La habilidad del director reside en conseguir carcajadas intentando hacer algo serio.
Quiere hacer un retrato de integración y propaganda a costa de gente con síndrome de Down, pero no escatima mediocridad para escribir secuencias delirantes como la de la Guardia Civil, el arrebato exhibicionista…

Es una película que consigue lo contrario de lo que pretende, y precisamente no le hace ningún favor a la gente con síndrome de Down.
Por otro lado cabe destacar la pobre actuación de Marta Larralde, actriz que normalmente convincente en un papel que no sigue pauta alguna, que cae antipático, que no tiene una “curva” definida ni justificada y que mantiene una relación incestuosa con su hermano.
Gary Piquer haciendo de proxeneta decente (no perderse el acting y la puesta en escena del atraco a su tienda de novias) pasa sin pena ni gloria.

Y ya no me extenderé con la fotografía (no está iluminada, sino alumbrada), el montaje, etc…
…ya que estoy seguro de que habrá más de una persona que no querría estar en los títulos de crédito.

Una hora y cuarenta y tantos minutos. Una recomendación para aquellos que se dispongan a verla: por favor, id con la predisposición de ir a ver una mala película que quiere ser buena (ha ganado unos cuantos premios) y vedlo acompañados. Y a pasar un buen rato, porque desde luego no váis a ver una peli denuncia, sino “Rain man” a la gallega.
publicado por Israel 'Yojimbo' Nava el 6 febrero, 2007

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.