Su repercusión crítica quizás sea algo exagerada pero no se puede negar que Frears consigue sacar el máximo provecho de una historia que, en principio, no parecía ofrecer tantas posibilidades.

★★★★☆ Muy Buena

The Queen

“The Queen” es una película que, a priori y por culpa de su temática, no me atraía especialmente. Como está dirigida por alguien tan competente y fiable como Stephen Frears, cuenta con un elenco más que interesante y viene avalada por un cierto éxito crítico y de público finalmente me decidí a verla.

La película cuenta cómo fueron los días anteriores y posteriores a la muerte de Lady Di y cómo afectaron a la Reina y al gobierno de su país. Como algunos amigos míos recordarán, tuve la “suerte” de vivir dichos días en la propia Inglaterra (¡qué recuerdos!) y os aseguro que la reacción de la gente fue increíble.

Esos momentos de reacción exagerada están muy bien reflejados en la película, vistos siempre desde el punto de vista de los gobernantes y, especialmente, de la soberana que, proveniente de una cultura del sufrimiento estoico, no acertaba a comprender lo que estaba sucediendo a su alrededor. Para añadir realismo, las imágenes de archivo están perfectamente integradas en la acción y utilizadas con mesura, siempre con una finalidad narrativa.

Stephen Frears es un director de los buenos, eso nadie lo duda. Pero, además, es un director muy inteligente que, no sólo suele obtener de sus actores unas buenas interpretaciones, sino que sabe apoyarse en ellos cuando tiene que hacerlo. Éste es uno de esos casos.

Es verdad que el guión es bueno, se centra en lo fundamental sin descuidar los detalles y estudia brillantemente la psicología y el mundo interior de los personajes principales, centrándose más, como es de esperar, en la Reina. Pero, si la elección de los actores y la interpretación de éstos hubiese sido equivocada, el proyecto hubiese naufragado a lo grande.

Todos, desde James Cromwell (Príncipe Phillip, marido de la reina) hasta Alex Jennings (Príncipe Carlos), pasando por Michael Sheen (Tony Blair) realizan unas estupendas interpretaciones y se ajustan a sus personajes de forma perfecta (llama la atención la forma de moverse de algunos actores, calcando impresionantemente a sus originales).

Pero por encima de todos ellos destaca la imponente figura de Helen Mirren, que no es que interprete a la Reina Isabel II, es que se convierte en ella. Su mirada y sus gestos nos transmiten toda la lucha interior de esa mujer y la convierten en el centro de la película y en lo más memorable de la misma. Atención, por ejemplo, a la escena del ciervo.

Pese a eso y a la elegante dirección de Frears, la cinta peca de cierta frialdad e intranscedencia (¿a alguien le importa la familia real Británica?). No soy nada amigo de la frialdad porque los piratas y contrabandistas de Moonfleet somos gente apasionada pero he de reconocer que, en este caso, está justificada por el tema.

Quizás su repercusión crítica sea algo exagerada pero no se puede negar que Frears consigue sacar el máximo provecho de una historia que, en principio, no parecía ofrecer tantas posibilidades.

Valoración de moonfleet.es: 7 sobre 10.
Lo mejor: La elegante dirección de Frears, el guión, las magníficas interpretaciones de todo el reparto y Helen Mirren.
Lo peor: Su tema es intranscendente y su sobriedad evita que sea una cinta apasionante
publicado por Jeremy Fox el 23 febrero, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.