Miedo, desesperación, tedio, curiosidad, agotamiento, intensidad, frustración, fascinación, desesperación, saldrás del cine dándole vueltas a lo que has visto o intentado olvidarlo.

★★★★☆ Muy Buena

Inland empire

Miedo, desesperación, tedio, curiosidad, agotamiento, intensidad, frustración, fascinación, desesperación, todas estas sensaciones y más puedes llegar a tener durante las tres horas que dura el nuevo tormento y/o genialidad perpetrada por David Lynch.

Para empezar no hagas caso de las sinopsis oficiales que puedas encontrar por ahí del film, poco tienen que ver con lo que vas a ver. Empieza la película con una chica mirando la televisión y llorando, una escena que ira reapareciendo a lo largo del metraje y que es una de las claves para desentrañar este complejo film. La escena siguiente es otra buena muestra del cine al que nos tiene acostumbrado Lynch, la visita de la nueva vecina en la que se consigue un dialogo que poco a poco va creciendo en tensión y en absurdo, lo que prometía ser una inocente visita acaba convirtiéndose en algo realmente extraño, perverso y terrorífico. A partir de aquí y durante la primera hora de película todo parece ser más o menos coherente y con sentido, pero la entrada a través de una misteriosa puerta con un extraño nombre marcado a tiza en un callejón hará que la protagonista encuentre el mal (ya profetizado en la escena con la vecina) y es aquí donde se vuelve atrás, donde todo empieza a volverse confuso y donde el nada parece tener sentido.

Y es que en Inland Empire todo es vuelta una vuelta atrás, todo es cíclico, en ella se mezclan el ayer, hoy y mañana sin que sepamos muy bien cual es cual, al igual que la vida real de la actriz y su personaje de ficción en el rodaje de una película que es un remake de un film maldito que nunca vio la luz. Lynch juega con el amor y el sexo, y de nuevo mezcla vida real y ficción entre el idilio de la actriz y el actor, ambos casados en la vida real y en la ficción y cuyos actos tendrán graves consecuencias, como ya se nos avisa.

La sucesión de escenas, en principio sin sentido, parecen tener cierta coherencia en pequeños detalles, cada escena se referencia en otra y todo parece ser un confuso sueño, o pesadilla, en la que se mezclan las cosas y se nos cuenta lo mismo una y otra vez pero con distinto escenario, en distintas épocas pero con cierta similitud. Hay pautas que se van repitiendo durante el metraje, y cuando todo parece llegar a un final, se nos vuelve a llevar de nuevo a los principios del film y a descolocarnos una vez más. De nuevo las referencias al cine dentro del cine, la realidad y la ficción fundidas en la mente de una estrella de Hollywood que llega al final del viaje de la película realmente demacrada, una Laura Dern en una interpretación de lujo.

Hay mil detalles que descifrar en Inland Empire, numerarlos todos aquí seria imposible, pero ya he dado algunos, el resto tendrás que encontrarlos tú y juntar todas las piezas para intentar darle algún sentido al film, si es que realmente consigues encontrárselo, seguramente habrá que ver el film veinte veces y aun así quedarán las dudas, quizás solo Lynch tiene en su cabeza la solución o quizás ni él la sepa, en todo caso saldrás del cine dándole vueltas a lo que has visto o intentado olvidarlo.
Lo mejor: Algunas escenas puramente Lynchnianas.
Lo peor: La segunda parte del metraje donde se alarga y se confunde en exceso.
publicado por Dragon negro el 9 marzo, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.