Rinde tributo al cine de toda la vida pero más concretamente al género de suspense en la línea del maestro Alfred Hitchcock.

★★★★★ Excelente

El director italiano Giusseppe Tornatore, responsable de Cinema Paradiso, deslumbra con una película de suspense titulada La mejor oferta. Se trata de una intriga bien urdida y espléndidamente ejecutada en la pantalla sobre un excéntrico, solitario y maniático agente  de subastas de arte y antigüedades que utiliza su posición para obtener de forma fraudulenta los cuadros que le interesan personalmente. La llamada de una enigmática mujer, la cual padece agorafobia, que contacta con él para solicitar una tasación de varias antigüedades, hará tambalear su hasta entonces mundo perfecto forjado en manías y supersticiones.

 

Geoffrey Rush se come la pantalla. Su presencia es magnética e inquietante. Irradia autoridad. Es el protagonista de la historia y lo hace notar. Sin embargo la joven actriz Sylvia Hoeks, su partenaire en la trama, no desmerece en absoluto a su lado. No lo ensombrece pero tampoco se hace de menos. Las escenas que ambos comparten son secuencias con dos presencias poderosas. Completan el reparto Jim Sturges, protagonista de 21 Black Jack, y el veterano incombustible Donald Sutherland.

 

Igual que en Cinema Paradiso se rendía un homenaje al cine clásico como fuente de inspiración para la ilusión, el vehículo que ha hecho soñar a varias generaciones mostrándoles otros mundos, en La mejor oferta también se rinde tributo al cine de toda la vida pero más concretamente al género de suspense en la línea del maestro Alfred Hitchcock, con especial hincapié en la película Vértigo, con un romance obsesivo y peligroso rodeado de misterio.

 

Buenos actores, buen guión, fantástica puesta en escena, sencilla pero con un sentido de la continuidad visual intachable, y por si fuera poco, la música de Ennio Morricone pone la guinda al pastel. Tan solo un cierto halo de pesimismo puede empañar en cierto modo la sensación con la que uno se queda al terminar la película. Si bien Cinema Paradiso proporciona un poso de belleza que deja buen cuerpo al espectador, en La mejor oferta todo es más oscuro, y eso hace que deje uno se quede pensando: "¡Qué buena es esta película! pero tengo una sensación rara, como que algo no me encaja del todo y no sé lo que es". En realidad no debería comparar ambas películas, ya que tienen sendos tonos muy distintos, pero el hecho de que ambas sean un homenaje al cine clásico perpetradas por el mismo autor, hace casi inevitable la comparación. No obstante, y tal como está la cartelera últimamente, La mejor oferta es una de las mejores cintas que hay actualmente en las salas comerciales. Totalmente recomendable.

Lo mejor: Su formalismo clásico y los actores principales, especialmente Geoffrey Rush.
Lo peor: Algo oscura emocionalmente.
publicado por Ramón Ramos el 15 julio, 2013

Enviar comentario

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.