Momentos que conmueven y que tocan la fibra sensible de cualquier espectador, en menor o mayor medida.

★★★★★ Excelente

Lo imposible

 

El devastador tsunami que asoló las costas de Tailandia en diciembre de 2004 se cobró numerosas víctimas y cambió la vida de muchas personas que lograron sobrevivir a un espeluznante infierno de destrucción ocasionado por la fuerza arrolladora de una naturaleza que dio rienda suelta a su lado más salvaje. Un matrimonio español con tres hijos se encontraban entonces en aquel lugar de vacaciones y, tras verse separados por la brutal catástrofe, consiguieron sobrevivir volver a reunirse los cinco miembros de la familia.

 

Esta odisea cautivó al cineasta Juan Antonio Bayona, artífice de El orfanato, y ha llevado a la gran pantalla esta emocionante historia bajo el título de Lo imposible. La película se ha llevado a cabo en régimen de coproducción entre España y Estados Unidos, con Ewan McGregor y Naomi Watts como protagonistas, y rodada en inglés para el mercado internacional. 

 

La recreación del tsunami es espectacular con unos efectos especiales y una planificación de cámara totalmente efectivos y a la altura de las circunstancias. Tiene momentos duros y otros muy emocionantes. El gran acierto del director es que no se regodea en los detalles morbosos, algo que podría ser muy tentador para otros, pero tampoco los elude, y sin embargo sí da cancha a los momentos más emotivos de reencuentros, ayuda a los demás y espíritu de superación de los personajes. Momentos que conmueven y que tocan la fibra sensible de cualquier espectador, en menor o mayor medida.

 

En cuanto a los actores, tanto McGregor como Watts nos brindan sendas interpretaciones de primera línea, pero tampoco se quedan atrás los niños, especialmente Tom Holland, que hace el rol de hermano mayor y demuestra una gran capacidad de transmisión en momentos muy duros y también muy sensibles.

 

Otro punto a favor que tiene la película es el apropiado uso del sonido para crear la atmósfera adecuada desde el inicio del metraje. Así como la partitura musical original resulta algo convencional, aunque efectiva, los efectos sonoros juegan un papel fundamental en la ambientación del film.

 

Lo imposible está arrasando la taquilla, y es que cuando las cosas se hacen bien da igual que se trate de español, europeo, asiático, de Hollywood o coproducido. El secreto está en emocionar al espectador, y Lo imposible, lo consigue.

Lo mejor: Los actores y la recreación de tsunami.
Lo peor: Una banda sonora dramática correcta pero algo convencional.
publicado por Ramón Ramos el 28 octubre, 2012

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.