Lograr cierta hondura dramática en los personajes y mantener un espectáculo visual de gran envergadura en una adaptación de un cómic, ha sido crucial para el éxito de esta trilogía.

★★★★☆ Muy Buena

El caballero oscuro: la leyenda renace

 

El director Christopher Nolan cierra su trilogía sobre Batman con El caballero oscuro: la leyenda renace (The Dark Knight rises). Tras ocho años retirado, al asumir las culpas de los desmanes del antiguo fiscal Harvey Dent, Bruce Wayne vuelve a enfundarse el traje negro y la máscara a juego para hacer frente a una nueva amenaza: un mercenario conocido como Bane ha organizado un ejército en las cloacas para tomar la ciudad de Gotham. 

 

La atmósfera recreada por Nolan apoyándose en la fotografía, la música y la puesta en escena, sigue siendo tan fascinante y absorbente como en la entrega anterior. Sin embargo el tono del relato ha cambiado un poco. Mientras las dos primeras partes de la saga se impregnaban con un aire de terror psicológico, con el Espantapájaros y el Joker como sendos villanos, en esta ocasión adopta más bien un halo épico, una batalla titánica en las calles por el control de la ciudad. 

 

Al igual que en Origen, a pesar de ciertas "chapucillas" de guión y alguna que otra escena dilatada un poco más de la cuenta, el poderoso ambiente conseguido por Nolan hace que en general uno salga del cine con la sensación de haber visto algo contundente, con empaque, algo que ha valido la pena. Es trepidante y emocionante, y ahí está la clave, que a pesar de toda la parafernalia de efectos especiales y artilugios tecnológicos, la película tiene momentos en que los actores consiguen transmitir emociones trascendiendo todo el tinglado técnico que los rodea. Lograr cierta hondura dramática en los personajes y mantener un espectáculo visual de gran envergadura en una adaptación de un cómic, ha sido crucial para el éxito de esta trilogía.

 

Además del elenco habitual con Christian Bale, Michael Cane, Gary Oldman, y Morgan Freeman, cabe destacar en esta cinta los nuevos fichajes femeninos: Anne Hathaway y Marion Cotillard. La primera se mete en la piel de Catwoman que se perfila como una elegante y atlética ladrona de guante blanco. Por otra parte Cotillard despliega su encanto habitual como ya la vimos en Origen, Medianoche en París o Enemigos públicos. El villano de turno también es un nuevo fichaje, obviamente, encarnado por Tom Hardy, que lo hace bien, tiene fuerza, tanto física como presencial, pero realmente el Joker de Heath Ledger dejó el listón demasiado alto. Otro fichaje interesante es el de Joseph Gordon-Levitt, que hace el rol de un joven policía admirador de Batman. Al igual que Cotillard, Gordon-Levitt también había trabajado antes con Nolan en Origen.

 

Lo que es innegable es el sello personal de un cineasta en un blockbuster de superhéroes. Con esta trilogía sobre Batman junto con Origen y El truco final, Nolan ha conseguido lo que otros cineastas como Spielberg, James Cameron, Sam Raimi o Tim Burton: hacer cine comercial de autor, con un estilo muy personal, llegando a ser un nombre cuya firma en un film se convierte en garante de cierto grado de calidad en la película. 

Lo mejor: El poderío visual de Nolan.
Lo peor: Algunas chapucillas de guión.
publicado por Ramón Ramos el 22 julio, 2012

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.