El ilusionista tiene una historia de amor más trabajada y más emocionante que El truco final de Christopher Nolan

★★★☆☆ Buena

El ilusionista

Por raro que parezca, a veces se da la extraña coincidencia de que en un mismo año se estrenan dos películas de temática y estética similares, como es el caso de El ilusionista y El truco final de Christopher Nolan. Pero en la mayoría de ocasiones uno de los resultados es mejor que el otro, en este caso ambas películas son igual de buenas. Eso si, El ilusionista tiene una historia de amor más trabajada y más emocionante, con respecto al film de Nolan, que tiene la ventaja de que el suspense está tan bien servido que brida a los espectadores la oportunidad de adelantar cosas antes de que llegue el sorprendente final.

Neil Burger dirige y escribe esta entretenida adaptación de una historia de Steven Millhauser, ambientada en la Viena de 1900. El director consigue crear, a partir de unos personajes muy definidos y giros inesperados, una atmósfera romántica apasionante que cumple la función de entretener a la perfección.

Lo mejor de la función, son sin duda, la maravillosa y oportuna partitura de Philip Glass, que sirve para realzar emocionalmente las escenas de romance del film; la magnífica fotografía de Dick Pope y la excelente interpretación de Edward Norton y Paul Giamatti, en un papel mucho más difícil.
publicado por Ángel López Gallego el 4 julio, 2012

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.