Colorista película que se trata de un remake del film Un mundo de fantasía dirigido por Mel Stuart en 1971, que a su vez está basada en una novela de Roald Dahl. Tim Burton tiñe con un estilo oscuro y malvado esta simpática historia, convirtiéndola en un delicioso espectáculo visual que rebosa de color, imaginación, fantasía e ilusión.

Charlie y la fábrica de chocolate hará disfrutar a los más pequeños y a los no tan pequeños. Lo peor que tiene son los Oompa-Loompas y sus bailes, si los comparamos con los de Un mundo de fantasía, me gustaban mucho más porque eran más místicos y sus bailes eran hipnóticos. Por lo demás, el film de Burton es mucho más fascinante que el de 1971, donde están mucho más marcadas las personalidades de los niños y los escenarios de la fábrica son muy coloridos.

Un trabajo divertido, gozoso, que desborda en imaginación, en el que podemos ver a un carismático Johnny Depp en el papel del desconcertante e inquietante Willy Wonka. Como siempre, la banda sonora del compositor fetiche del director, Danny Elfman, es una maravilla.
publicado por Ángel López Gallego el 30 junio, 2012

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.