Underworld: El Despertar es para disfrutarla y para desear más tras su visionado.

★★★★☆ Muy Buena

Underworld: el despertar

Tras una secuela y una precuela, la estupenda Underworld, odiada por muchos (especialmente cierto sector de la crítica seria), y admirada por otros tantos, ahora cuenta con una cuarta entrega que mantiene perfectamente el listón de las anteriores. Kate Beckinsale vuelve a vestirse de cueros negros, aunque esta vez no cuente con la compañía de Scott Speedman, para repartir leña a diestro y siniestro.
Underworld: El Despertar es una película lineal, sin altibajos ni demasiadas profundizaciones, y eso es precisamente lo que la hace tan sumamente entretenida, ni más ni menos. Dentro de su condición de secuela, el logro de la película es contar una historia bastante innovadora con respecto a las anteriores entregas, dejando de lado toda aquella mitología sobre vampiros y hombres lobo, explotada divinamente en esa joya que es Underworld: La Rebelión de los Licántropos, y pasando a ofrecer una trama de venganza ambientada en un mundo completamente nuevo y futurista, en el que los seres sobrenaturales son ahora las presas cazadas por los humanos. La introducción de nuevos conceptos, ideas, personajes y el planteamiento de la historia en general hacen que la película gane enteros al instante. Underworld 4 no es una mera repetición esquemática de lo que el espectador ya ha visto basándose en la idea de que "si funciona tres veces, funcionará una cuarta", sino que ofrece algo distinto y apetecible. Si se es puntilloso, se verá algún que otro agujero de guión, pero tampoco es que llegue a resultar demasiado grave, pues el argumento de esta cuarta parte es
Los personajes de la película son de esos que van y vienen, de esos que sirven para que el metraje vaya pasando y se llegue hasta el final. Aquí la verdadera protagonista es Selene, que está bastante más guapa y bastante más burra que en Underworld y Underworld: Evolution. Salvo por el prólogo, en el que se hace breve alusión al resto de títulos de la serie, el resto del film está dominado completamente por la Beckinsale. Merece mención un punto negativo, y es que, sin entrar en detalles, no me ha convencido demasiado la forma de justificar la ausencia de Speedman en la película. Lo veo todo muy precipitado y no es que quede precisamente bien.
Underworld: El Despertar es una cinta de acción con tintes apocalípticos y desyfy de bioingeniería, y su ambientación podría recordar a maravillas comoDaybreakers. El apartado técnico es impecable, por lo que vamos a poder disfrutar de una fotografía azulona completamente acorde con lo que ya conocemos, además de unos FX de impresión.
Nos encontramos ante una cuarta parte que mantiene el tipo con suficiencia, y aunque no resulta tan buena como las películas precedentes, ni mucho menos como la tercera, sí llega al notable, lo que ya es decir mucho. Underworld: El Despertar es para disfrutarla y para desear más tras su visionado, a lo que contribuye ese final abierto.
Nota: 8.
Lo mejor: Su historia, sus efectos especiales y lo divertida, entretenida y sanguinaria que resulta.
Lo peor: Algunos agujeros de guión y la ausencia de Scott Speedman.
publicado por Pablo Rodríguez el 2 febrero, 2012

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.