Un filme tan afligido como hermoso.

★★★★☆ Muy Buena

Melancolía

‘Melancolía’ es el título de la nueva obra y la primera película que veo de éste director danés llamado Lars von Trier, y sinceramente me ha gustado su cine, es más, me ha fascinado. Sobre todo su magnético arranque compuesto de poéticas imágenes a cámara lenta que dejan entrever el Romanticismo de lo que ocurrirá más adelante. Con la ópera “Tristán e Isolda” de Wagner de fondo, las imágenes se suceden una tras otra, anticipando el fin del mundo que será provocado por la colisión de un planeta llamado “Melancholia” y la tierra. Un arranque que puede provocar en el espectador la sensación de haber visto algo parecido en la reciente ‘El árbol de la vida’ de Terrence Malick.

 

Lars von Trier divide su historia en dos partes: una primera parte insípida y hueca, en la que se nos muestra el fracaso de la boda de Justine; y una segunda parte, en la que el director expone a su protagonista a una tremenda depresión mientras el planeta “Melancholia” se acerca a la tierra a una velocidad desorbitada. Y es aquí donde el título del filme cobra significado, simbolizado en el personaje de Kirsten Dunst. Un personaje sumergido en una profunda melancolía, una constante y permanente tristeza que suele tomar una apariencia premonitoria.

 

El filme se mueve entre la ciencia ficción y el drama psicológico, reflejando con total claridad un estado depresivo que conlleva al apocalipsis tanto terrenal como personal. No hay duda de que Lars von Trier tiene un hipnotismo visual realmente envidiable, como así lo demuestra en esta obra que posiblemente se sitúe entre sus mejores películas. ‘Melancolía’ es un filme tan afligido como hermoso, dirigido con mano inquieta por un director excepcional, a quien desde hoy voy a seguir sus pasos.

Lo mejor: La maravillosa interpretación de Kirsten Dunst.
Lo peor: La primera parte (excluyendo el prólogo).
publicado por Ángel López Gallego el 26 noviembre, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.