Una película de acción pero sin emoción.

★★☆☆☆ Mediocre

Con la excusa de estar basada en un hecho real, Gary McKendry adapta la novela de Ranulph Fiennes “The feather men” y la convierte en una película de acción pero sin emoción, mil veces vista. Y si a eso le añadimos que parte de una historia imprecisa, el resultado se vuelve convencional, monótono, tedioso y ordinario. Del reparto no podemos esperar gran cosa, solo conseguimos unas sobreactuaciones de rostros impávidos tanto de Clive Owen como de Robert De Niro. Pero siempre hay una excepción que confirma la regla, en éste caso es Jason Statham, correcto en el papel de tipo duro. Con un metraje que resulta excesivo para lo poco que nos cuentan, unas secuencias de acción cortadas del mismo patrón y una farragosa descripción de relaciones, el filme pierde todo el interés nada más empezar y no es capaz de mostrarnos su lado más emocional, sino que siempre se justifica con sus fuegos artificiales, y eso acaba cansando.

Lo mejor: La explosión del coche inicial.
Lo peor: Una trama muy mecánica
publicado por Ángel López Gallego el 22 noviembre, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.