Una película de espíritu juvenil pero de razonamiento adulto.

★★★☆☆ Buena

No cabe la menor duda de que Eduardo Chapero-Jackson tiene esa fuerza visual que tanto echamos de menos en nuestro cine. Como así lo demuestra en su primer largometraje, una película de espíritu juvenil pero de razonamiento adulto, que no deja indiferente a nadie. En ‘Verbo’ se fusionan la animación japonesa, el rap, el skate y los grafitis, que a modo de videojuego se van descubriendo los distintos niveles de la vida. Esos pasos que hay que dar en la vida, sin miedo alguno y tomar la difícil decisión de cual camino escoger, aunque ambos caminos lleven al mismo lugar.

 

Las típicas frustraciones y angustias adolescentes, la incomunicación paternofilial y las sociedades multiculturales, se mezclan con una atmósfera de cómic fantástico, que a veces se pierde en su propia estética y no sabe por donde salir. La película es un viaje interior en busca de los anhelos, de aquellos sueños olvidados o rotos que no pudimos cumplir. Su mensaje es entendible, desea transmitir: el acabar con tus miedos, enfrentarte a la vida con valor, la búsqueda de la identidad, la superación y la maduración personal.

 

Un filme que peca de ser demasiado oportunista, que va dirigido a una clase de público que le gusta el rap, los grafitis y el skate. Trepidante en su forma y en su ritmo, arriesgada en su manera pero que falla en el intento.

Lo mejor: Su mensaje, más positivo no puede ser.
Lo peor: Un guión que a veces roza lo absurdo.
publicado por Ángel López Gallego el 10 noviembre, 2011

Enviar comentario

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.