Una fascinante historia de sangre real y monárquica.

★★★★☆ Muy Buena

Basada en hechos reales, nos narra la historia de Jorge VI y su proclamación como rey de Inglaterra, poco antes de que estalle la Segunda Guerra Mundial. Tras la muerte de su padre y la dimisión de su hermano Eduardo VIII, quién se casará con una alegre divorciada yanqui, éste decide abdicar y ceder el trono a su hermano, el príncipe Alberto Federico Arturo Jorge. Pero su tartamudez y su miedo al público le impedirán dar los discursos propios de un rey, así que acudirá a un especialista en los defectos del habla.


El actor británico Colin Firth es el encargado de encarnar al príncipe Alberto Federico Arturo Jorge o más conocido como el duque de York, que pasaría a la historia con el nombre de Jorge VI, un hombre apocado, tímido y lleno de inseguridades. Una excelente elección, ya que Firth nos da una soberbia, sublime clase de interpretación, no sólo por la complejidad de plasmar la tartamudez sino también por la compostura y riqueza de su elocuente actuación. También hay que destacar a un extrovertido Geoffrey Rush como el logopeda Lionel Logue y a una acertada Helena Bonham Carter como esposa del rey.

 

Tom Hooper, como si fuera experto en la materia, realiza una brillante recreación de la época. Un emocionante y apasionante ejercicio de solemnidad, cercanía, superación y amistad, la que entablan el rey y su logopeda. Una fascinante historia de sangre real y monárquica, ambientada con la maravillosa, distinguida y magnífica música de Alexandre Desplat. Su soberano estilismo y sus correctísimas interpretaciones la convierten en una pieza única, con escenas memorables como la del rey Jorge VI recitando ‘Hamlet’ de William Shakespeare, la de Lionel sentado en el trono o la del discurso de guerra.

Lo mejor: Lionel dirigiendo el discurso de guerra del rey.
Lo peor: Algún plano enfático.
publicado por Ángel López Gallego el 1 noviembre, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.