Tercera, y muy superior a la segunda parte de la saga de los robots transformables. La pena es la idiotez de los personajes humanos. John Malkovich esta para fusilarlo.

★★★☆☆ Buena

Transformers: el lado oscuro de la luna

Por ahora esta es la tercera y ultima entrega que ha llegado a la pantalla grande de las aventuras de los robots transformables que hicieron furor en los años 80 tanto por la serie de tv (que nunca me atrajo) homonima como por la gran cantidad de juguetes que se vendieron del producto gracias a la misma. De la mano del productor Steven Spielberg y el director Michael Bay nos encontramos de nuevo con una trama que no se diferencia en nada a las otras dos, mas todo parece ir por el mismo sendero que aquellas, donde lo que prima es la espectacularidad de las escenas de acción y sus efectos especiales, y donde desentona ese tono cómico-infantil-parodico que se vuelve hacer de los humanos. Digo esto ultimo por que la verdad es que en cada nueva entrega los personajes humanos parecen cada vez mas anormales, si cabe que en las anteriores, una cosa es trasladar al cine una serie de animación de los años 80 donde si que se podía aceptar algo de humor infantiloide,y que en aquella década podía tener su cierta gracia, al contrario que hoy en día donde ese humor ya no se suele llevar mas allá de las producciones autóctonas infantiles. Y aunque Transformers es la adaptacion de una serie de animación infantil sus versiones en pantalla grande no creo que se puedan denominar como cine para niños (mas siendo esta la entrega mas violenta) y aun menos tratar al publico como si este fuese idiota. Aunque lo parece pues se siguen tragando cada nueva entrega que llega (entre ellos yo). Tanto el reparto original, no tan cargantes como en la segunda entrega, como las nuevas incorporaciones en esta tercera parte están para fusilarlos a casi todos ellos, con alguna que otra pequeña excepción como es Josh Duhamel y algún otro/a. Pero incluso talentos de la calidad de John Malkovich, vergüenza ajena da lo que esta haciendo ultimamente con su carrera, o Frances McDormand, con un personaje no tan ridículo pero si olvidable, ambas estrellas aportan su pequeña dosis de subnormalidad al conjunto que ofrece en general la visión del realizador Michal Bay de los seres humanos en esta saga. Olvidar el papel desaprovechado de un Patrick Dempsey, villano flojeras, o la incorporación (sustituyendo a la mas sosa aun Megan fox) de la bella modelo (y ahora actriz) Rosie Huntington-Whiteley (vaya planazo que se nos muestra en su presentación).Tiene cierto parecido fisico con Cameron Diaz. Siendo yo sincero, reconozco que pese a todo eso dicho por un servidor esta es mucho mejor película que la anterior secuela. Es una película que esta mejor diseñada en su estructura de cine espectáculo e incluso en las rapidísimas batallas entre los robots, estas, se aprecian mejor y se pueden diferenciar quien lucha contra quien. Y en esta ocasión el tono aunque sigue siendo descomunal esta mas relajado que en las dos anteriores películas. La trama de Transformers 3 comienza de manera brillante llevando al espectador a los orígenes de la cruenta batalla civil ocurrida en el planeta original de los robots, Cybertron, y contándo de paso una parte (aunque en tono mas que ficticio) importante de la historia de los Usa como son los viajes espaciales, y en concreto, el primero que llevo el hombre a la luna. Michael Bay plantea una trama mas elaborada de lo esperado, y que da cierta esperanza, en su inicio, pero que luego no sabe llevarla por el camino correcto y se lanza de nuevo al espectáculo que en muchas ocasiones no tiene ni pies ni cabeza, argumentalmente.



SINOPSIS.
Witwicky tendrá que acudir de nuevo en ayuda de sus amigos Autobots tras la inminente invasión de mas Decepticons a la tierra.


Transformers: El lado oscuro de la Luna es un film espectáculo, entretenido, siempre me lo suelo pasar bien viendo este tipo de cine, pese a que se alargue innecesariamente el metraje hasta las dos horas y treinta y siete minutos de duración, menos hubiera sido algo mejor. Su mas que correcta puesta en escena, sus descomunales y alucinantes efectos especiales y un ritmo que en los momentos de acción se hace vertiginoso. La pena es que siga ofreciendo una trama que no va mas allá de lo visual y se contenta con un entramado de estupideces que gran parte viene de los personajes humanos.
Lo mejor: Las escenas de accion. Los efectos especiales.
Lo peor: Lo idiota del ser humano.
publicado por Vacelyk el 17 octubre, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.