Grave Encounters (terror subjetivo para pasar miedo del bueno)

★★★★☆ Muy Buena

Hace tiempo que un servidor dejo de sentir miedo con las películas. Todo aficionado al cine de terror, desde pequeño, desarrolla una especie de invulnerabilidad frente a los sobresaltos cinematográficos. No pienso echar la culpa a los videojuegos, ni a la música satánica; simplemente, el adepto conoce los recursos y mecanismos del género, y pocas veces se ve sorprendido,  lo que no elimina el pleno disfrute del cine de horror. Es lo que tiene ser un friki cinéfago, el completo conocimiento de las reglas del juego, lo que no quita que exijamos sorpresas dentro del género.

 

Aunque siga habiendo films sobresalientes, y novedades, reformulaciones y cambios, cada vez es más difícil encontrar películas, que simplemente, consigan algo tan sencillo como dar miedo. De ahí, que cuando me encuentre con un film que me perturbe, tarde poco en recomendarlo. Con el paso del tiempo, he descubierto que los films que me producen mal rollo, son aquellos que juegan la baza de la verosimilitud, del realismo, del cinema verite.  Estoy hablando de la moda del terror subjetivo.

 

La intromisión del terror en la realidad, lejos de los mecanismos cinematográficos, (aunque no nos engañemos, el subgénero ya tiene sus propias reglas), perturba por lo, valga la redundancia, real de las situaciones. Era el caso de The Blair Witch Proyect, Rec, El último exorcismo, y es el caso de Grave Encounters.

 

El film se centra en un equipo de rodaje, de un programa de televisión, que pasa la noche en un antiguo hospital psiquiátrico. Una especie de House on Haunted Hill (versión remake), pero con cámara al hombro.

 

La película, de los Vicious Brothers (sí, así como suena), responde a todos los tópicos del género, pero triunfa en algo tan sencillo, y complejo, como meter el miedo en el cuerpo. Os aseguro que según avanza la proyección, el espectador se encuentra cada vez más en tensión; algo similar a lo que ocurría con Paranormal Activity, pero con la diferencia, de que en Grave Encounters, todo explota de verdad, dando lugar a una última media hora de auténtico terror.

 

En serio, un servidor la vio soleras, pasada la medianoche, y pasó bastante cangüelo (desde Martyrs no me iba inquieto al catre). La última media hora acojona que da gusto, con sustos, tensión por doquier y escalofríos varios. Muy recomendable, si apetece pasar miedo de verdad, siempre y cuando os gusten este tipo de propuestas (mi madre sin ir más lejos, ni se inquieta con este tipo de films).  Si te gusto Paranormal Activity, y especialmente si te dio miedo, lo vas a pasar muy bien (mal) con Grave Encounters.

Lo mejor: Que utilizando todos los tópicos, y usando una formula tan manida a estas alturas, sea capaz de asustar al espectador.
Lo peor: No conectar con la historia, o con los mecanismos de la misma
publicado por Alberto Zamora López el 12 octubre, 2011

Enviar comentario

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.