Matar es facil, dejarlo no tanto….

★★☆☆☆ Mediocre

Inspirada en el polémico libro de Sir Ranulph Fiennes "The Feather Men", recorre a ritmo vertiginoso el mundo entero desde Australia hasta París pasando por Londres y Oriente Medio siguiendo los pasos de un ex agente del servicio aéreo de élite británico (Jason Statham) ahora asesino a sueldo retirado, obligado a abandonar su retiro para rescatar a su mentor (Robert de Niro). Para ello, deberá llevar a cabo la casi imposible misión de matar a tres asesinos implacables ……

Acción y muchos, muchos tiros, nuestros asesinos encabezados por el mega-duro y poco expresivo Jason Statham (ideal para este tipo de papeles), no son agentes especiales ni nada parecido, son simplemente asesinos a sueldo, no les importa a quien matar, “buenos” o “malos” todos tienen un precio, sin embargo, parece que este tiene una extraña moral, no mata a niños pero no le importa matar a sus padres delante de ellos, y no parece sufrir ningún tipo de carga o remordimiento por dejar un sinfín de cadáveres a su paso.

Película empapada de clichés por todos sus poros, protagonistas envuelto en una trama de una trama de una trama, con novia inocente y angelical que por supuesto, no sabe a que se dedica su fuerte y esquivo novio, amistad y lealtad incondicional para sus amigos e indiferencia total para matar al resto.

Tengo que llamar la atención en las maravillas de tener un cuerpo trabajado como un templo, me explico, nuestro protagonista, después de pasar bastantes minutos a puñetazo limpio, con lanzamiento de objetos de todo tipo, es atado a una silla donde le siguen golpeando, él sigue peleando en la silla, y a continuación salta por la ventana (atado a la silla) de considerable altura para caer sobre el techo de un camión y salir de todo esto sin apenas un rasguño y sin despeinarse, ¿basado en hechos reales?, igual no eran asesinos de elite, más bien de goma.

La trama como he comentado anteriormente, se va complicando a medida que transcurre la película hasta que llega un momento, en el que todo el mundo se persigue y existen intereses ocultos y no tan ocultos por todas partes. El personaje de Robert De Niro, es en un principio el hilo conductor de la película, el ser secuestrado y tener que rescatarlo es el comienzo de las tramas, aunque su interpretación es escasa, ya que aparece poco, es bastante correcto, me hubiera gustado más peso para su papel. El resto del reparto correcto, en especial los ayudantes de Jason Statham y Clive Owen que siempre da este toque de credibilidad y seriedad tan inglesas.

En resumen, película entretenida de acción, con buen ritmo, aunque se hace demasiado larga, lo que ves es lo que hay. ¿Una película buena? no, pero si entretenida, para ir con los amigos una tarde al cine.
publicado por Estrella Savirón el 8 octubre, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.