El demonio bajo la piel (interesante y dura aproximación a la mente de un psychokiller)

★★★☆☆ Buena

Michael Winterbottom es un director sorprendente. Solo puede definirse de esa manera, a un realizador que tiene en su haber 24 Hour Party People, cinta de culto para modernos desfasados, 9 songs, experimento que une sexo y música o Un corazón invencible, melodrama a mayor gloria de Angelina Jolie. También cuenta su filmografía con cintas de ciencia ficción, Código 46, o semidocumentales como Camino a Guantánamo. Como he dicho, un director sorprendente.

 

Su último film se incluye en las coordenadas del cine negro, y se establece como una interesante aproximación a la figura de un asesino. Basado en la novela “The Killer inside me” de Jim Thompson, son varios los puntos de interés que ofrece el film: su ambientación (los años 50), una fantástica selección musical, un reparto solvente y variado, y estallidos de violencia que sorprenden e inquietan al espectador.

 

Mucho se ha hablado de la violencia en el film. Se acuso a Winterbottom de misógino, de excederse en la violencia gráfica. Con estos credenciales, me esperaba una orgía gore, una locura de hiperviolencia. No es tan fiero el león como lo pintan. El film cuenta con dos escenas violentas, que sobrecogen por la crudeza de las mismas, por la sequedad con la que están filmadas. No hay excesos innecesarios, solo golpes, y más golpes, que suenan, y duelen en la retina del espectador. Respecto a las acusaciones de misoginia: gratuitas. No debemos olvidar que Winterbottom adapta una novela, y la violencia contra las mujeres, es un elemento fundamental, en la caracterización del personaje principal, marcado por todo tipo de traumas en la infancia.

 

Cassey Affleck demuestra, día a día, su versatilidad para abordar todo tipo de papeles. A pesar de su físico enclenque, resultaba creíble como un investigador con malas pulgas, en el debut de su hermano como director, Adiós pequeña adiós, y lo mismo puede decirse de su interpretación del asesino de “El demonio bajo la piel”. Escalofriante, contenido y lo más importante, creíble. Se ha criticado al actor, que en mi opinión, hace de la contención, y las miradas,  las mejores armas posibles.

 

En el reparto más caras conocidas como Jessica Alba, guapísima, pero lo más flojo de la función, Kate Hudson, dando el callo como novia sufrida, veteranos como Ned Beatty, eternos secundarios como Elias Koteas, y hasta una aparición sorpresa de Bill Pullman.

 

Interesante propuesta de cine negro, que mezcla sexo, violencia, masoquismo, abusos y locura a partes iguales. Es cierto que se echa en falta una mayor dosis de locura y que Winterbottom es algo plano en la puesta en escena, pero su triángulo amoroso bizarro, su fantástica ambientación y la interpretación de Affleck, convierten a El demonio bajo la piel en un agradable visionado.

Lo mejor: La ambientación
Lo peor: Falta locura
publicado por Alberto Zamora López el 4 octubre, 2011

Enviar comentario

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.