Sin Salida es un flojísimo thriller de acción, con uno de los protagonistas más insufribles de la historia del celuloide…

★★☆☆☆ Mediocre

Sin salida

Soy de esa facción de la humanidad que se ha mantenido al margen del fenómeno Crepúsculo. Visioné la primera entrega, y me tronché de risa con los vampiros brillantes, la oda a la castidad, disfrazada de falso romanticismo, y la sosería de la pareja protagonista. También vi la tercera entrega, de la segunda no tengo información por simple pereza, debido al  director: David Slade (Hard Candy, 30 días de oscuridad) y he de admitir que era entretenida, en comparación con el bodrio de la primera entrega. Suelto todo este rollo, ya que un chaval con pelazo que deambulaba por Crepúsculo, se ha convertido en el hijo bastardo de Jason Bourne. Taylor Lautner, el chicho perro de la saga ¿vampiríca? ha cobrado 7 millones de dólares, por convertirse en el peor héroe del cine de acción de la historia.

Un adolescente (Lautner) es un chaval normal (bueno, todo lo normal que se puede ser con esa cara de memo), preocupado por las fiestas, las chicas y bla,bla,bla. Todo cambia cuando descubre, en una página de desaparecidos, una foto de él mismo, cuando era niño…

Sin salida es una mala película. Es un thriller de acción con muy poca acción, sin una gota de sangre, y con una alarmante ausencia de un villano carismático. Es un problema, que la escena con mayor cantidad de hostias, sea una pelea entre padre e hijo (habréis deducido que el enfrentamiento se resuelve sin víctimas mortales). Vistas las comparaciones que todo el mundo había realizado con la saga Bourne …¿dónde están las escenas de acción y violencia contundentes?

John Singleton no puede hacer nada con un material tan pésimo. Atrás quedan los días de Los chicos del barrio, o divertimentos como Fast and the Furious 2. En Sin Limites, solo es capaz de mantener la atención, y el interés, durante la primera media hora. Después todo va cuesta abajo. Solo destaca dentro de la propuesta, la cantidad de buenos actores repartidos por aquí y allá. Sigourney Weawer, Alfred Molina, Maria Bello, Jason Isaacs. Un montón de talento para una desfachatez de tales proporciones.
 
Es ofensivo ver como actores como Taylor Lautner, aspiran a ser futuras estrellas. Es un actor simplemente terrible (me parece que el Pattinson le da bastantes vueltas, y la Stewart tiene películas interesantes como Runaways o Adventureland), al que coges tirria nada mas verle aparecer en pantalla. Su compañera Lily Collins, es igual de terrible, y su mayor mérito, es ser hija de Phil Collins (ahí lo dejo). 

Fracaso absoluto como film de acción, y fracaso absoluto como película entretenida.

Lo mejor: Los secundario
Lo peor: Taylor Lautner y Lily Collins
publicado por Alberto Zamora López el 11 octubre, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.