Una cinta cargada de tensión y suspense en clave de cine negro clásico aderezado con algunos elementos propios del western.

★★★★☆ Muy Buena

Espléndido thriller de investigación policial de la mano del director Enrique Urbizu con un enorme José Coronado como protagonista. Se trata de No habrá paz para los malvados (2011), una cinta cargada de tensión y suspense en clave de cine negro clásico aderezado con algunos elementos propios del western.

 

El pulso narrativo es muy equilibrado y, a pesar de que hay cosas que no son lo que parecen y la información se va dando muy poco a poco durante el metraje, el espectador no se pierde en la trama, se ve claramente lo que está ocurriendo en cada momento. Lo único por lo que puede dar la sensación de que le falta algo para ser redonda, es que ciertos aspectos del pasado del protagonista parece que en algún momento se van a aclarar y sin embargo se quedan algo abiertos a la especulación. Solamente queda claro y bien atado lo justo para que se entienda la historia contada, pero hay algunos flecos secundarios que el espectador agradecería que fuesen explicados. 

 

Con todas y con esas, reitero que estamos ante una gran película con una impresionante interpretación de Coronado que rezuma autenticidad en todo momento recorriendo lugares de Madrid muy reconocibles, un buen trabajo de localización por parte del equipo de producción. Esta extrapolación del aire de cine negro hollywoodense  a la ambientación en España, y concretamente en Madrid, recuerda en cierto modo a El crack (1981), de José Luis Garci. Por otra parte también conserva el tono que el propio Urbizu ya había exhibido en La caja 507 (2002), otro thriller con José Coronado, que en aquella ocasión compartía el protagonismo con Antonio Resines.

 

En papeles secundarios destaca la presencia de Juanjo Artero, que inevitablemente asociamos a la serie de TV El comisario, aunque en esta ocasión va de policía con corbata. Los personajes secundarios que se cruzan durante la investigación están muy bien perfilados y correctamente encarnados por los respectivos actores.

Lo mejor: El carisma de José Coronado y el pulso narrativo.
Lo peor: Deja sin explicar algunos detalles del pasado del protagonista que sugiere creando una expectación no saciada en el espectador.
publicado por Ramón Ramos el 1 octubre, 2011

Enviar comentario

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.