Win win (ganamos todos)

Thomas McCarthy, director y guionista de la excelente película The visitor y autor de la aun no vista por mi The Station Agent, que he de ver pronto. McCarthy, vuelve a demostrar que es un realizador con una envidiable manera de llevar una trama simple a una perfecta y equilibrada maestría en la dirección de la misma que suele estar alejado del tipo de cine que habitualmente nos llega del Hollywood mas comercial, y en la escritura de unos guiones precisos donde lo que mas prima son sus personajes. El argumento de su nueva película es simple si lo comparo con la trama de The Visitor y contiene mas sentido del humor que este anterior y mas dramático trabajo suyo. Tiene talento para combinar sobriamente la comedia y el drama sin que ninguno de estos elementos vaya por encima el uno del otro y así los combina con una frescura que el espectador sabe agradecer. Crea una historia que podría haber dado para un dramón de esos de pañuelos en ristre pero lo que consigue Thomas McCarthy es crear un relato apasionado sin llegar esta a traspasar la barrera del drama mas lacrimógeno gracias a unos apuntes de comedia bien comedida y bien insertada, consiguiendo que el que vea la historia lo haga con una sonrisa dibujada en sus labios. La trama se sustenta gracias a la simplicidad de la misma y a su magnifico reparto. Esta encabezado por uno de los grandes actores que hay en el cine actualmente y que nunca suele (por el momento no lo ha hecho) defraudar en los papeles que suele encarnar y que aquí consigue recrear de nuevo un personaje a su medida tan brillante como cotidiano, Paul Giamatti, quien sabe darle el tono adecuado, el es quien sostiene todo el peso de la trama. Giamatti esta acompañado por unos secundarios de lujo, por un reparto de lo mas acertado en su elección como es un siempre agradecido Jeffrey Tambor (aunque mas desaprovechado que de costumbre), un desternillante y poco sutil Bobby Cannavale y una estupenda actriz no muy conocida pero que reluce con fuerza en este film Amy Ryan. Destacar al veterano actor Burt Young, que además de su mas que conocido papel de cuñado de Rocky Balboa en la exitosa saga interpretada por Sylvester Stallone, este siempre ha sido un secundario de lujo en muchas otras películas, que en esta cinta logra componer un personaje conmovedor sin que tenga que decir muchas palabras para ello. He de alabar también la actuación del joven actor Alex Shaffer, que consigue hacer creíble un papel con mucha corrección. Tal vez la interpretación que menos me ha gustado es la que hace Melanie Lynskey, quien interpreta a la madre, pues no me llego a convencer del todo ese sufrimiento personal. Decir que esta actriz además de ser vista en películas como la simplona pero sugerente Bar Coyote y la muy apreciable Criaturas celestiales de Peter Jackson también participa regularmente en la conocida sitcom Dos hombres y medio, de la cual estoy ultimamente enganchadisimo.Y en la cual hace un papel muy divertido, acosadora de su vecino Charlie Harper, interpretado por Charlie Sheen. Una historia coral, sencilla, sobre gente sencilla, y que viven como pueden una vida sencilla con los muchos problemas que esta acarrea.


SINOPSIS.
Mike Flaherty es un abogado que no tiene demasiada suerte en su trabajo ultimamente pero al cual se le presenta una oportunidad de cambiar las cosas aunque tenga que engañar a su propia familia. En sus ratos libres dedica su tiempo a ser entrenador en unas clases de de lucha libre donde la mayoría de sus alumnos no tienen demasiado futuro en ese deporte.



Vale que no llega a estar a la altura de The Visitor, pero sin tener que compararlas a las dos, esta ultima, consigue ser una muy buena película a la que hay que agradecer que su trama sea mas agradable y menos directa. Además de la presencia de un todo terreno  como es Paul Giamatti.
Lo mejor: El reparto pero como ya dije sobresale Paul Giamatti.
Lo peor: Que el personaje de la madre del joven no tiene la fuerza necesaria.
publicado por Vacelyk el 22 septiembre, 2011

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.