Como acabar con tu jefe (como salvar una película mediante el reparto)

★★★☆☆ Buena

Como acabar con tu jefe

Aprovechando las pausas entre rodajes, los miembros de Azote Crew, se dirigieron al cine a desconectar, y que mejor opción, que una comedia sencilla, despreocupada, y con una agradable dosis de mala leche. Estamos hablando de Como acabar con tu jefe.

 

Nick, Dale y Kurt tienen algo en común, además de ser amigos: tienen unos jefes terribles. Ya sea un tirano la mar de cabrón (Kevin Spacey), una psicopata sexual (Jennifer Aniston) o un desequilibrado adicto a la cocaína (Colin Farrell). Los tres amigos llegan a la conclusión de que para mejorar sus vidas, lo mejor que pueden hacer es quitar del medio a sus respectivos jefes.

 

Si por algo funciona esta comedia ligera, es por el ritmo, y simpatía, que aportan sus principales intérpretes. Jason Bateman, es un actor que puede irritar (Juno) como alegrar la función (Paul), en esta ocasión se limitar a ser anodino, guardándose algún gag memorable (el vómito con bolígrafo). Jason Sudeikis empieza a especializarse en papeles de ligón descarado y salido, a pesar de su curioso físico y Charlie Day, es simplemente Charlie Day. El actor de Colgados en Filadelfia, al principio más comedido, vuelve a dar rienda suelta a su, efectivo, histrionismo, aunque en esta ocasión, le gane la partida, un francamente divertido, Colin Farrell. Empieza ser irritante, salir de una sala de cine, y tener que reivindicar el trabajo del irlandés (la segunda vez que me pasa en menos de un mes, contando Noche de Miedo), teniendo en cuenta lo tonto que resulta este tipejo. Debemos unir a los secundarios de renombre a Donald Sutherland, que pasaba por allí, y a un divertido Jaime Foxx (el nombre de su personaje provoca la risa cada vez que es pronunciado).

 

Tampoco hay nada nuevo bajo el sol. Chistes racistas, homófobos, escatológicos,  protagonizados por personajes inmaduros y el previsible final feliz. También es cierto, que la película podía haber dado mucho más de sí, ya que funciona el instante por encima del conjunto, pero como he dicho, los actores caen tan bien, que la hora y media que dura la función pasa volando. Y eso es poco más de lo que puede pedirse a un producto de esta calaña. Reírte, te ríes, y con eso, a este humilde escriba, le basta y le sobra.

Lo mejor: Colin Farrell
Lo peor: Que podía haber sido mucho mejor
publicado por Alberto Zamora López el 21 septiembre, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.