No puedo quitarme de la cabeza a Robert De Niro frente al espejo y diciendo aquellas palabras: ¿Estás hablando conmigo? Me lo dices a mí…; en una de mis escenas preferidas de toda la historia del cine. Y es que ‘Taxi Driver’ está llena de escenas maravillosas e inolvidables, es más, se trata de una de esas películas que no me canso de ver. Porque siempre en mí retina quedan grabadas unas imágenes que son tan bellas y poderosas que quedo eclipsado ante la pantalla. Gracias Scorsese.

En 1976, Martin Scorsese nos regaló ésta fascinante obra maestra escrita por Paul Schrader. Una historia sobre una ciudad (Nueva York) corrompida y putrefacta a causa de la corrupción, maleantes, prostitutas. En ella, vive un hombre asqueado con el sistema. Un hombre que sueña con hacer una vida normal, pero que por culpa del insomnio provocado por una guerra, no puede cumplir ese anhelo. Vivir es muy duro, y más en una sociedad llena de escoria, pero más duro es vivir atormentado por los remordimientos. Ese hombre es Travis Bickle, interpretado soberbiamente por un inigualable Robert De Niro. Un hombre que se toma la justicia por su mano y que no se deshace de su pasado. Un pasado en el que no pudo ser un héroe. Por eso, ahora es el momento.

Y como olvidarnos de una jovencísima Jodie Foster en el papel de prostituta, quien tenía solamente 14 añitos, de la breve intervención de Harvey Keitel o de la espléndida música de Bernard Herrmann, absolutamente memorables. Sin duda ‘Taxi Driver’ es una de mis películas favoritas, y para mí, una de las mejores obras de éste maestro del cine.
publicado por Ángel López Gallego el 16 septiembre, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.