El perfecto anfitrión (comedia negra con un enorme David Hyde Pierce)

★★★★☆ Muy Buena

El perfecto anfitrión

Un delincuente, con un pie herido, busca refugio mientras huye de la policía. Dando vueltas llega a la casa de Warnick, un amanerado y encantador hombre, que le deja pasar, y le atiende con todo lujo de detalles, ajeno a las condiciones criminales del protagonista. Tras unas copas de vino, todo cambia, y la situación da un giro radical.

 

Conviene saber lo mínimo de El perfecto anfitrión, ya que es una de esas películas llena de giros, de sorpresas, que terminan encajando de forma sobresaliente. Lo que comienza como un thriller psicológico, del montón, da una vuelta de tuerca, para convertirse en una comedia negra, francamente divertida, en la que los buenos no son tan buenos, y los malos no son tan malos, ¿o era al revés?

 

Existen dos aspectos que sobresalen dentro del film. Una vez revelada la sorpresa, la puesta en escena adopta un recurso (que conviene no desvelar) que funciona como un reloj, y provoca la carcajada, a pesar del abuso que se hace del mismo. Y en segundo lugar, la divertida, acertada, y excelente interpretación que realiza David Hyde Pierce (el colega del mítico Frasier), como el dueño de la casa, que termina convertida en una cárcel. El actor esta sobresaliente, exagerando los gestos, y componiendo un personaje para recordar, y con el que divertirse mucho. A la escena de la Conga, o el sexo en el baño me remito.

 

Es cierto, que algunas trampas se huelen a la legua, y que el film se empeña en dar un giro, cada 10 minutos, pero no es menos cierto que para ser un debut, es una película de lo más recomendable. Conviene aclarar que el film se basa en un corto del mismo director, Nick Tommay, y que en ese formato reducido, la anécdota que no revelaremos, debía funcionar a la perfección, y en su salto al largo, se ha alargado, perdiendo fuerza.

 

En cualquier caso, una película divertida, con un humor negro afiladísimo, y es que siempre es agradable encontrarse comedias, que sacan la carcajada, de situaciones grotescas e incomodas. De esas con las que te ríes, para acto seguido pensar “que cabrón soy”.

Lo mejor: David Hyde Pierce
Lo peor: Que le mejor sea la primera hora
publicado por Alberto Zamora López el 11 septiembre, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.