Un film que muestra una trama descarnada y humillante sobre la peor parte del ser humano, consigue convertirse en una pelicula fascinante.

★★★★☆ Muy Buena

Muchas de las producciones que nos llegan, sean legal o ilegalmente, desde Asia, en gran parte desde Japón, tienen en su haber extrañas, contundentes, en muchas ocasiones brillantes historias de las cuales la gran mayoría de ellas no son del gusto de los espectadores occidentales que se sienten perdidos o incómodos ante esos mundos tan personales, a veces tan oníricos, y en otras ocasiones tan directas sin tapujos ni recato alguno al que abstenerse muchos de los realizadores de dicho país. Elementos como el sexo, la disfuncionalidad de la familia vista desde una perspectiva mas inquietante y desconcertante de lo que lo harían las películas occidentales. La cruda y violenta realidad diaria revestida de singulares metáforas donde todo puede ocurrir y donde todo no es lo que parece a primera vista. Así es normal que desde Usa nos lleguen cada cierto tiempo remakes de estas mismas películas pero perdiendo en el camino todo lo ya comentado en las lineas anteriores, siendo finalmente simples films sin gracia alguna que reconstruyen las tramas al gusto occidental: todo que sea muy entendible y que no provoque escandalo alguno. Lo que aun sigo sin entender es por que aun viendo los fracasos en la taquilla en Usa o en Europa, que son la gran mayoría de estos remakes, (el genero de terror mas o menos suele funcionar), se siguen produciendo en Hollywood como churros. Pero así es el mercado del cine en la actualidad donde la originalidad sobrevive en las producciones independientes o incluso en el cine de serie B. Pero lo mejor es que una gran parte de la industria asiática se seguirá produciendo estas inusuales películas de la misma forma y en las maneras que ellos quieran hacerlo. Strange Circus, es una de esas apuestas por lo incontrovertido, lo irreverente, lo arriesgado, esta rodada por Sion Sono y es una de esas historias crueles, imaginativas y que van directas al cinéfilo como una violenta patada al estomago de este, no están hecha para cualquier estomago y aun menos para el normal paladar de cualquier persona ajeno a este tipo de cine. Sono, realizador de Cold Fish, toda una gozada cinematográfica que por desgracia es una película muy desconocida para aquel aficionado que no se vaya de festivales cinematográficos y no pueda disfrutarla. O escoja la ilegalidad de las descargas. Creo que esta y la gran mayoría de los films rodados por Sono no tienen cabida en el gusto de los productores españoles que se preocupan mas por estrenar películas que solo conocen ellos o producciones que les salgan muy baratas de distribuir, la única de las producciones rodadas por este realizador y que ha llegado a estrenarse en nuestro país es El club de los suicidios siendo esta una cinta mas formal dentro de la variada, sugerente y extraña filmografia de su director. La espeluznante trama de Strange Circus gira en torno a unos abusos sexuales de un padre a su hija y la obsesión enfermiza de este por el sexo. Un personaje este de esos que te repugnan y asquean, interpretado magistralmente por Hiroshi Ohguchi. Y donde se refleja de manera impaciente la frágil personalidad del ser humano y donde se hace un recorrido por los mas oscuros secretos del alma. Ya dejando que la lógica se deje apartada para reconstruir una trama muy polémica a base de escenas oníricas, momentos brutales y situaciones mas allá de lo permitido. Lo mas duro que tiene este film es en la forma en que el director japones muestra y la forma de contar el drama, pues lo hace desde una perspectiva muy salvaje tanto narrativamente como visualmente donde el sexo es primordial para una historia muy psicológica y que contiene un final sorprendente y poco dado a la complacencia del espectador. Incesto, pedofilia, mutilaciones, tortura, locura…sí, una película que viene y devora todo lo visto con anterioridad donde se han reflejado estas historias en películas mas dulces y amables. Strange Circus es para mi una de las obras maestras de Sono aunque sigo quedandome con Cold Fish esta es una de esas películas que odias o simplemente te fascinan y a mi me ha ocurrido lo segundo.


SINOPSIS.
Un director de escuela viola a su hija Mitsuko tantas veces como su enfermiza obsesión por el sexo y los juegos pervertidos lo desean. La madre de Mitsuko descubre los hechos pero esta se siente atraída por ellos. Pero creciendo en ella un gran odio o celos hacia su hija.


Pero aun siendo una película muy dura también es además hermosa y llena de emociones contradictorias reflejadas en el personaje de la protagonista encarnada por una espectacular Masumi Miyazaki, todo un repertorio de interpretación. Cuya gran interpretación recae sobre toda la película y en diferentes papeles aun teniendo algo en común entre ellos. Sin olvidarme de un personaje muy extraño, fascinante y decisivo en la trama y cuyo rostro estuvo a cargo de Issei Ishida. El maestro Sion Sono tiene su propio estilo de como construir historias que van mas allá de lo que la vista alcanza.
Lo mejor: El reparto, destacando a la protagonista principal Masumi Miyazaki.
Lo peor: Pues lo de siempre que no haya tenido estreno por estos lares ibericos.
publicado por Vacelyk el 6 septiembre, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.