Una cinta dura y realista que retrata con una sobredosis de imágenes impactantes el mundo de la drogadicción.

★★★★☆ Muy Buena

Réquiem por un sueño

Una cinta dura y realista que retrata con una sobredosis de imágenes impactantes el mundo de la drogadicción. Un drama psicológico urbano con mensaje antidroga y trazos de sátira, basado en el libro de Hubert Selby Jr. No es, ni mucho menos, la primera película que trata el tema de las drogas. En 1955 Otto Preminger junto a Frank Sinatra realizaron ‘The Man With the Golden Arm’, un vivo retrato de un músico de jazz con problemas con la heroína y el juego, eso sí, con imágenes mucho menos explícitas. Sin ir más lejos, en 1996 el tema de las drogas fue explicado al detalle por Danny Boyle en la sorprendente ‘Trainspotting’, convertida en toda una obra de culto.

Ahora Darren Aronofsky va más allá. Su intención es reflejar con la imagen la percepción interior de sus personajes en declive personal a causa de sus adicciones. Para ello emplea tonos alucinatorios y paranoicos, junto a rasgos de comedia negra, el split screen, los montajes rápidos con primerísimos planos detalle, el fast motion, la cámara sobre personaje, picados en angulaciones oblicuas. Haciendo que el espectador se adentre en un círculo vicioso, gracias al poderío visual y un ritmo acelerado. Sin duda esto no sería del todo posible sin la ayuda de la maravillosa y extraordinaria música de Clint Mansell, que adquiere cada vez mayor protagonismo y proporciona intensidad.
publicado por Ángel López Gallego el 25 agosto, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.