Una película fallida en todos los sentidos (incluido el de la vista).

★★☆☆☆ Mediocre

A ciegas

Tras el rotundo éxito conseguido con las adaptaciones de las novelas de Paulo Lins y de John Le Carré, Fernando Meirelles arriesga con la de José Saramago y le sale el tiro por la culata. Una película fallida en todos los sentidos (incluido el de la vista). No veo por ningún lado el significado de ésta inverosímil historia que camina a tientas por la escasa sutileza de su transfondo. Traducido con fidelidad el espíritu nihilista de la fábula de Saramago, la película es en definitiva desagradable de ver e ininteligible.

Pero su mayor virtud es que logra su objetivo. Contemplar el retorno a los orígenes de la civilización, ver al ser humano sumido en lo más profundo de la depravación, la condición y la indignidad y vislumbrar la facilidad con que estamos dispuestos a saquear y violar nuestros derechos más preciados para sobrevivir. Fernando Meirelles nos encierra en una habitación completamente a oscuras en la que no se tantea la metáfora.
Lo mejor: Su apabullante inicio.
Lo peor: Un relato que a veces resulta redundante.
publicado por Ángel López Gallego el 24 agosto, 2011

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.