Una cinta entretenida, sobria y consistente dirigida por David O. Russell, basada en una historia de Paul Tamasy, Eric Johnson y Keith Dorrington.

★★★☆☆ Buena

Una cinta entretenida, sobria y consistente dirigida por David O. Russell, basada en una historia de Paul Tamasy, Eric Johnson y Keith Dorrington. Narra la historia de un boxeador que se ha convertido en entrenador para intentar dejar a un lado el mundo de la drogadicción y la delincuencia. Para ello entrenará a su hermano Micky Ward, un boxeador fracasado hasta que su hermano es encarcelado. A partir de ese momento logrará numerosos triunfos que le llevarán a lo más alto.

La película comienza con un puñetazo directo al estómago que te deja K.O. en el primer asalto. Su narración es tan convencional que la acción dramática te deja de interesarte en determinados momentos. Pero su punto fuerte son las interpretaciones, Christian Bale destaca por encima de todo el reparto, está maravilloso, hipnótico y abrumador. Mark Wahlberg realiza una correcta actuación pero sin llegar a fascinar tanto como el personaje de Dicky Eklund.
Lo mejor: Christian Bale.
Lo peor: Una historia que se repite.
publicado por Ángel López Gallego el 23 agosto, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.