El resultado es una trepidante aventura con estética retrofuturista.

★★★★☆ Muy Buena

Capitán américa: el primer vengador

El director Joe Johnston, responsable de aventuras para toda la familia como Rocketeer, Jumanji, Jurassic Park III o Cariño, he encogido a los niños, nos trae ahora Capitán América: El primer vengador (Captain America: First avenger, 2011), la adaptación a la gran pantalla del conocido superhéroe de los comics de Stan Lee. Es el último eslabón de la cadena que faltaba para culminar el gran proyecto de Marvel Studios, Los vengadores, que se estrenará en verano de 2012. Arrancaron con Iron Man, luego vinieron El increíble Hulk, Iron Man 2 y Thor.

Al igual que se enmarcó la precuela de los X-men como una aventura relacionada con un hecho histórico, como fue la crisis de los misiles cubanos, en esta ocasión ocurre algo similar pero en la II Guerra Mundial, en la que las divisiones científicas tanto de los nazis como de los Aliados, deciden el destino del mundo en una batalla que ocurre en paralelo con los frentes reales. Y la verdad es que la fórmula funciona. El resultado es una trepidante aventura con estética retrofuturista en la línea de Sky Captain y el mundo del mañana.

Chris Evans, que había encarnado a la Antorcha Humana en las dos entregas de Los 4 fantásticos, se mete aquí en la piel de un muchacho enclenque con problemas de salud que tras ser rechazado por el ejército en varias ocasiones, insiste en querer ir a luchar para poner su granito de arena en ayudar a los demás. Un científico que está buscando al candidato ideal para un experimento que consiste en crear super soldados, se fija en el muchacho, no por sus aptitudes ni su talento, que no los tiene, sino por su calidad humana. Este es otro punto interesante de la película, el de primar a la persona sobre el profesional, el hecho de resaltar las cualidades de un alma noble. El contrapunto lo pone Hugo Weaving, inolvidable agente Smith de Matrix, en el rol de Cráneo Rojo, un villano carismático interpretado por el actor adecuado aunque quizá algo desaprovechado en el resultado global del film. Completan el reparto Hayley Atwell como la chica de la película, Tommy Lee Jones es un sarcástico coronel , Stanley Tucci como el creador del experimento y  Dominic Cooper dando vida a Howard Stark, el padre de Tony Stark/Iron Man.

Los efectos especiales en general son correctos, pero la transformación digital de Evans es impresionante, tal como pasaba con Brad Pitt en El curioso caso de Benjamin Button, aunque la técnica empleada ha sido diferente.  

Entretenida, inocente, espectacular, una gran aventura de cierto aroma retro muy disfrutable por público de todas las edades. Diría que es de las mejores, junto con la primera de Iron Man, entre los títulos que forman la saga de Los vengadores .

Lo mejor: Su aire retro y de pura aventura sin segundas intenciones.
Lo peor: No haber sacado más partido al personaje de Cráneo Rojo.
publicado por Ramón Ramos el 14 agosto, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.