Mala tanto técnicamente como artísticamente pero mas que curiosa producción con psicópata de por medio financiada por la añorada Cannon y que se sitúa como una de sus películas mas desconcertantes.

★★☆☆☆ Mediocre

Panico en el asfalto

Mala tanto técnicamente como artísticamente pero mas que curiosa producción con psicópata de por medio financiada por la añorada Cannon y que se sitúa como una de sus películas mas desconcertantes. Producida por Ovidio G. Assonitis, todo un icono de la serie B mas casposa con películas como la divertida Ator: El Guerrero de Hierro o esa trama de terror bíblico que se adelanto unos cuantos años antes a la saga de Ángeles y demonios con Chistopher Walken, con un reparto de lo mas interesante encabezado por John Huston como el mismísimo Dios, Visitante Del Más Allá. Assonotis también ha probado suerte detras de la camara y el resultado fue como Poder Maléfico (Beyond the Door 2) co-dirigida con otro desconocido realizador. Fue el productor encargado de llevar al cine esta historia tan perturbadora, cínica, pero muy malamente tratada pese al gran potencial de la historia. Pese a lo poco original de la misma. Lo que mas sorprende es su reparto entre los que se encuentran un ya perdido Mark Hamill, el recordado heroe Luke Skywalker de la saga galáctica de George Lucas. Mark Hamill que interpreta al sádico asesino, esta desatado, a veces ridículo, pero sobre todo sobreactuado. Pero hay que reconocer que Hamill es lo mejor del film que cuenta con algunas secuencias realmente muy surrealistas. Michael Dudikoff, es el sufrido esposo que ha de enfrentarse a Hamill, el actor protagonista de las dos primeras peliculas de El guerrero americano, en un papel muy distinto a los ya habituales que solía hacer para la mítica productora de los años 80, al menos Dudikoff lo intenta aunque sus dotes como actor no sean muy apreciables, y destacar la presencia, corta eso si, de un grande del cine como fue Robert Mitchum. Este en un papel bastante insulso. La trama es demasiado simple, un remake inconfeso de Carretera al infierno, pero claramente muy inferior aquella joya rodada por Robert Harmon con un genial Rutger Hauer en la piel de asesino psicópata. Elementos ya típicos y diversos cliches del genero se unen a una road-movie torpe que cuenta con un muy bajo presupuesto, algo habitual en las producciones de la Cannon, aunque en esta ocasión esa falta de dinero se nota y mucho. La cinta esta dirigida por el desconocido Bob Bralver un antiguo especialista que ha trabajado en películas como Star Trek, la película dirigida por Robert Wise y ha dirigido episodios de series tan conocidas como El coche fantástico o El equipo A.


SINOPSIS.
La mujer de un policía escapa de este. Este sale en su búsqueda en mitad de la noche. La mujer mientras conduce por la carretera huyendo de su pasado, para a un autostopista, Justin, que parece un buen tipo. Pero que en verdad resulta ser un psicópata asesino que quiere llegar a un hospital donde esta su medico.




Un film barato de esos que contienen una historia que no es creíble por diversas y obvias razones como es la pobre dirección de Bralver o que el guión dependa únicamente del personaje de Mark Hamill, llegando a que este termine cansando de tanta risa a lo Jocker y de su sobreactuacion. Lo mejor de Pánico en el asfalto sin ser algunos momentos perpetrados por Hamill es que tiene algunas escenas de acción que están bien y cierta mala leche en general, pero la cual no alcanza para que esto sea salvable.

 

 

SEGURAMENTE SE ESTRENO EN VIDEO PERO NO SE MAS DEL ASUNTO, SORRY.

Lo mejor: La historia podria haber dado mas de si, la corta e innecesaria presencia del gran Robert Mitchum.
Lo peor: Que sea un remake incofeso de Carretera al infierno.
publicado por Vacelyk el 12 agosto, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.