Una película que supera la media de este tipo de cine sobre zombies.Curiosa al menos.

★★★☆☆ Buena

Mulberry street

Esta es una película independiente, con escaso presupuesto pero rodada con ganas y mucha ilusión, con unos actores poco conocidos y un guión aunque no muy original que a recoge elementos de otros films del tema zombie, aunque en esta ocasión mas bien se podría definir a este película como de zombies-ratas. Aún así, la cinta tiene un aspecto visual impactante por su suciedad y los continuos abruptos movimientos de la cámara digna de la inquietante y violenta trama que se nos narra. El lugar donde todo sucede es en un barrio marginal donde la pobreza y el ser humano viven en habitáculos pequeños, viejos y donde la seguridad de estos no es fiable mas allá de lo que sus propios inquilinos pueden acometer. Los diferentes personajes que deambulan por la historia y su forma natural de vivir la vida es uno de los grandes aciertos del film, estos no son héroes ni personajes estereotipados del genero, son gente normal que se encuentran en una situación extrema y peligrosa para sus vidas: el negro gay que esta enamorado del boxeador que a su vez esta enamorado en secreto de su vecina,una madre soltera que trabaja en un bar, el anciano que esta tumbado en la cama, la militar que regresa de la guerra de Irak…etc. Aquí la supervivencia de toda esta gente están en las armas caseras que cada uno puedan agarrar y utilizar: sartenes, bates de béisbol….Son los únicos medios que tienen para sobrevivir. El maquillaje de los infectados recuerdan a otros que hemos visto en films como son los vampiros de Blade 2, a pesar de esas similitudes estan muy bien conseguido viendo el corto presupuesto que tiene el film. Cabe decir que en algún momento concreto de la trama se utilizan unos efectos especiales de estos que vienen en cualquier ordenador de casa, dando un aspecto muy cutre y feo de ver. Aunque lo bueno que son en dos breves escenas y no llegan a molestar del todo. La música compuesta por el desconocido Andreas Kapsalis es muy acertada y da un tono aun mayor de desasosiego a la historia, dando mayor énfasis y suspense a las escenas. El final es bastante trágico e interesante fuera del trópico final feliz que solemos ver en la gran  mayoría de producciones con un presupuesto mayor, dando como resultado un encuentro entre los diferentes personajes mas llamativos y donde marcará el destino de cada uno de ellos de manera insólita, cruel y deshumanizada totalmente. El film del realizador Jim Mickle (que dirigiría después la mas interesante Stake Land en esta ocasión tratando el tema vampirico desde otro punto mas original que de costumbre en el cine. Como curiosidad el coguionista de esta película y de la de vampiros es el propio protagonista de las dos películas, Nick Damici), fue la ganadora en varios festivales del genero como son Amsterdam Fantastic Film Festival o el Toronto After Dark Film Festival. Mulberry Street no aporta nada nuevo al mundo de los infectados, todo ya se ha visto ya en anteriores películas pero su entrega, su formas la hacen ser una película al menos curiosa dentro de este genero.


SINOPSIS.
Seis personas deberán sobrevivir a una infección letal que estalla en Manhattan donde los seres humanos se convierten en criaturas con parecido a las ratas.


Una película que salio directamente al formato del dvd pero que aun con su corto presupuesto, las ganas de todos los implicados en el trabajo de esta barata producción ha dado como fruto una película que supera la media de este tipo de cine. Curiosa al menos. 
Lo mejor: Las intenciones...
Lo peor: ...que no se cumplan del todo.
publicado por Vacelyk el 29 julio, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.