Más siniestra que su predecesora, pero también inferior.

★★★☆☆ Buena

Harry potter y la cámara secreta

Lo reconozco, ésta película no tiene el mismo valor nostálgico para mí que su antecesora. Por otro lado, aún no tiene el estilo más maduro que inauguró la extraordinaria ‘El Prisionero de Azkaban’, así que está a medio camino: Ni es tan entrañable cómo la primera, ni "mola" tanto cómo las siguientes. Pero ésto no tiene nada que ver con el film en cuestión, así que lo mejor es valorarla sin entrar en comparaciones.

La cinta tiene un aire tenebroso (para tratarse de un film infantil, claro está) que le sienta fenomenal, pues la trama se asemeja mucho a los relatos detectivesocos protagonizados por Sherlock Holmes: Víctimas, falsos culpables, pistas… etc. Hasta aquí nada que objetar. El problema viene cuando, para aligerar el argumento, le añaden chispas de humor. Éso estaría bien si no fuera porque el 80% de los chistes se hacen a costa de Ron. ¡Pobrecito mío, que han hecho contigo! Vale, en los libros Ron es un chico inseguro, pero no un cobardica. Y sí, es el divertido del grupo, pero por que es gracioso, no imbécil. Y si encima al encargado de doblarle en españa le han dado una pedrada en la cabeza ("¡Hooola Haaaarryyy!"), pues estamos apañados. Desgraciadamente no recuperaríamos a un Ron más parecido al de los libros hasta ‘La Orden del Fénix’.
Quién también cambia ligeramente es Harry, aunque ésta vez para bien. Aquí vemos a un Harry más cercano a los libros, más perspicaz, con más "chispa". Ésto se debe en parte a Radcliffe, que mejora bastante respecto la anterior entrega. Pero sin duda lo mejor de la peli es Gilderoy Lockhart (un estupendo Kenneth Branagh). El nuevo profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras supone el gran alivio cómico de la peli (aunque no molesta en absoluto, a diferencia de lo de Ron…), y la verdad es que aparece él y mejora la escena. Un crack.

A nivel técnico supera con creces  su antecesora, sobre todo en el clímax, dónde el basilisco no canta para nada. La pelea entre el bicho y Harry me parece fantástica, muy lograda.

Pero… La cagan en los dos últimos minutos. En serio, a la aparición de Hagrid en el Gran Comedor le sobran kilos de azúcar. ¡Qué cursilada, por Dios!

Por lo demás, no hay mucho más que echarle en cara a la cinta sin entrar a valorar el libro, salvo señalar que en mi opinión tarda demasiado en encontrar el tono apropiado.

A pesar de todo ésto sigue siendo ‘Harry Potter’, y por eso ya mola, qué coño… Eso sí, luego llegaría Alfonso Cuarón y nos dejaría con la boca abierta.
Lo mejor: Gilderoy Lockhart. Las similitudes con un relato de detectives. La lucha con el basilisco.
Lo peor: Un humor metido con calzador que no pega con el tono de la historia. El destrozo que se hace de Ron.
publicado por Diego Sánchez Villegas el 24 junio, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.