Harry potter y la piedra filosofal

Una lechuza, de noche, sobre un cartel en el que pone "Privet Drive". Aparece un señor con pinta de mago, y con un artilugio "roba" la luz de las farolas. Saluda a un gato, pero le llama profesora McGonagall, y va el gato y se transforma en una señora con pinta de bruja. Ella llama al mago profesor Dumbledore. se ponen a hablar de que ha pasado una cosa buena y otra mala, mencionan a unos "muggles" y a un tal Hagrid. De repente aterriza una moto en la que va un tipo gigantesco con aspecto feroz (en realidad es un buenazo), con un bebé en brazos. Dicen que ése bebé será famoso, a saber porqué. El grandullón se echa a llorar. Dumbledore le consuela diciéndole que volverá a ver al niño cuando esté listo. Deja al crío en la puerta del número 4, y le pone encima un sobre dirigido a los Dursley. Dumbledore se despide diciendo: "Buena suerte… Harry Potter". Vemos que el niño tiene una profunda cicatriz en la frente con forma de rayo. La cicatriz se abre y da paso al título de la peli, con una atronadora música de fondo.

Creo que es imposible que haya algún niño que no se quede pegado a la pantalla despúes de éso. Y es que toda la película es una sucesión de expresiones del tipo "haaalaaaa…" que hace que los niños ni pestañeen y los no tan niños nos emocionemos recordando cuando lo vimos por primera vez, porqué ‘Harry Potter’ es una saga que a los de mi generación nos ha acompañado durante muchos años, y ahora se va a acabar.

Aunque no es la mejor de la saga, ‘la Piedra Filosofal’ es seguramente la más importante hasta ahora, porqué fue cuando empezó todo. ¿Qué importa que los efectos canten, o que los segundos finales sean un tanto cursis? Al fin y al cabo, ha dejado imagenes para recordar… Aún se me ponen los pelos de punta al ver la escena de la llegada a Hogwarts, que es una prueba del nivel de calidad del diseño de producción, porqué una de las virtudes de la película (y de toda la saga, en realidad) es que se toma en serio a sí misma, prueba de ello es el espectacular reparto adulto con el que cuenta, o que el gran John Williams sea el compositor de la banda sonora.

Por cierto, creo que para ser un film infantil, con el clímax se pasaron un huevo. ¡Qué miedo me daba! En serio, que un tío se quite el turbante y tenga otra cara en la nuca… ¡Joder! Ya me acojonaba leyéndolo, imagináos viéndolo… Eso sí, visionándola hoy en día, me parece una virtud que no lo suavizaran.

 Se me olvidaba hablar del trío protagonista. Creo que hacen lo que pueden teniendo en cuenta su edad, aunque en mi opinión Rupert Grint y Emma Watson (Ron y Hermione) están bastante mejor que Daniel Radcliffe (Harry).

En fin, una de las cintas que recuerdo con más cariño. Sin duda, un icono para toda mi generación ¿O no?
Lo mejor: Un nosequé que la hace... Mágica.
Lo peor: Los efectos visuales dejan bastante que desear en algunos momentos.
publicado por Diego Sánchez Villegas el 24 junio, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.