Impresionante película de entretenimiento con mayúsculas. Vuelve el esplendor de los mutantes a la gran pantalla.

★★★★☆ Muy Buena

X-men: primera generación

Si no recuerdo mal Bryan Singer había definido su película X-Men (2000) como un trailer de X-Men2 (2003), dado que la primera fue un experimento de adaptación de los comics Marvel con una estética muy distinta a las viñetas originales. La cosa funcionó y llegó la segunda entrega con un presupuesto más generoso, y en fin, una película con más enjundia. La tercera entrega, que ya no dirigió Singer, fue un desastre, un carnaval de mutantes que decepcionó mucha gente. Tras esta trilogía llega el momento de las precuelas, de ver los orígenes de este grupo de superhéroes. Primero llegó Lobezno, que también fue muy criticada, aunque yo personalmente la disfruté mucho, reconociendo que es inferior a las dos primeras entregas de la serie. Ahora llega X-Men: Primera generación (X-men:first class, Matthew Vaughn 2011), con la que descubrimos el primer encuentro entre Magneto y el Profesor X durante los años 60 en plena crisis de los misiles cubanos, y señoras y señores, impresionante película de entretenimiento con mayúsculas. Vuelve el esplendor de los mutantes a la gran pantalla.

La película dura más de dos horas y no lo parece. Tiene un ritmo trepidante pero sin atropellarse. El desarrollo de la historia está muy bien dosificado. Visualmente es potente y los actores hacen unas estupendas interpretaciones, especialmente Michael Fassbender como Magneto y James McAvoy como Charles Xavier. A Fassbender lo hemos visto recientemente en Centurión y Malditos bastardos, y a McAvoy en La última estación. Kevin Bacon encarna al malo de la función de forma efectiva; se ve que le van los papeles de villano, basta recordarlo en títulos como El hombre sin sombra (Hollow man, Paul Verhoeven, 2000) o Río salvaje (The river wild, Curtis Hanson, 1994).

El buen hacer de los actores, la química entre ellos y la ponderada dirección de Matthew Vaughn confieren una hondura dramática a los personajes y a la trama que le dan un aire de trascendencia al resultado final más allá del mero espectáculo de efectos digitales, que por cierto son muchos y muy buenos.

En definitiva se trata de una buena dosis de aventuras, acción y ciencia ficción con personajes creíbles que logran conectar con el espectador emocionalmente por encima de toda la necesaria parafernalia tecnológica propia de este tipo de films.

Lo mejor: Los actores y el ritmo narrativo.
Lo peor: Pequeños defectillos sin importancia. Nada relevante.
publicado por Ramón Ramos el 18 junio, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.