Una buena película judicial donde los más relevante es la interpretación de su protagonista.

★★★☆☆ Buena

El inocente (the lincoln lawyer)

Intérpretes: Matthew McConaughey, Ryan Phillippe, Marisa Tomei, William H. Macy, Josh Lucas, Laurence Mason, Frances Fisher, John Leguizamo, Michael Peña, Margarita Levieva, Bob Gunton, Reggie Baker, Mackenzie Aladjem, Michaela Conlin, Bryan Cranston, Michael Pare.
Sinopsis. Basada en un relato de Michael Connelly.
Un abogado criminalista de California, Mickey Haller (personaje interpretado por Matthew McConaughey), se dedica a defender a criminales  menores. De repente, se ve ante el caso de su vida, un gran caso con el que puede ganar mucho dinero. Sus servicios son requeridos por Louis Roulet, un joven y rico heredero, acusado de agresión y violación.
Lo que en principio parece un caso fácil con veredicto de inocente, se complica y tiene nexos de unión con un antiguo caso de Mickey de características comunes.
Crítica. Cinta de abogados, investigación judicial, amenazas y demás asuntos de jueces y letrados, trigal por el que ya vimos cosechar al protagonista en aquella A Time To Kill de 1996, en la cual también interpretaba a un abogado de la defensa, eso sí, entonces lo era de un Samuel L. Jackson cuyas motivaciones para delinquir eran bien distintas.
El thriller de Michael Connelly está correctamente llevado al cine, sin grandes alardes y sin grandes pretensiones, simplemente tratando de ser un thriller de entretenimiento con sus dosis de intriga y suspense. Y digamos que sí lo consigue; se obtiene una cinta entretenida, sin grandes virtudes, pero que cumple con su objetivo, que el espectador pase un buen rato.
El mayor de los atractivos del film (y no lo digo porque me lo esté imaginando sin camiseta anunciando su famosa colonia) es la interpretación de su protagonista; elegante, atractivo, correcto en las formas y completando un papel de aprobado alto o notable. Le acompañan buenos secundarios destacando a Marisa Tomei, John Leguizamo y  William H. Macy. El contrapunto al señor Matthew se lo da Ryan Phillippe, que nos transmite menos que un aquelarre sin brujas. No sólo en esta película, en todas aquellas en las que le hemos visto, he tenido la sensación de que tenía un par de litros de sangre menos que el resto de los mortales.Quizá el arranque prometedor se quede después en algo menos, pero creemos que Furman consigue cerrar un producto bastante redondito, si bien el diámetro de ese círculo sea muy reducido.Merece el aprobado, porque consiguió proporcionarnos una tarde de calma y sosiego, y el poder disfrutar de dos horas de entretenimiento bastante ameno y correcto,…sé que para los puristas será un bodrío, pero ¿quién dijo que ellos tuviesen razón? o ¿quién no se ha enterado todavía que nosotros habitamos en la Ignorancia?
Nota general: 5,0 sobre 10.
publicado por Lucas Liz el 14 junio, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.