Sin embargo es tanto que quiere abarcar en su excesiva duración que resulta tediosa con mucho metraje excesivo coronado con insulsos diálogos.

★★☆☆☆ Mediocre

Piratas del caribe: en mareas misteriosas

La primera entrega de Piratas del Caribe fue cuanto menos un divertimento lleno de humor, colorido y aventuras. La segunda mantenía el tipo aunque sin duda ya navegaba por debajo del original, la tercera fue el hundimiento total, perdía toda frescura y Johnny Depp que sorprendía en su primer papel del cachondo Jack, pasada la sorpresa inicial su gesticulante interpretación ya no ofrece la diversión de antaño.

 

Para la cuarta entrega se intenta reflotar la serie sustituyendo a Gore Vervinski por el realizador de Nine, Rob Marshall, añadiendo al reparto la española protagonista de Volver Penélope Cruz. Ni Orlando Bloom ni Keira Knightley forman ya parte del reparto, se pretende al parecer que Johnny Depp sea el único protagonista.

 

Muchos cambios para que todo siga igual, bajo el débil argumento de encontrar la fórmula de la eterna juventud. Una alianza con un amor del pasado, sirenas peligrosas, algún que otro Zombis, un cocktail que debería ser entretenido barajando la acción con espada, el humor y la ciencia ficción algo tenebrosa con pizcas de cuento de horror. Sin embargo es tanto que quiere abarcar en su excesiva duración que resulta tediosa con mucho metraje excesivo coronado con insulsos diálogos. Claro que técnicamente ralla en el sobresaliente, una gran superproducción debe por lo menos ofrecer un buen envoltorio, ello no libra al espectador del aburrimiento cuando el metraje pierde los recursos en el avance de una raquítica trama.

Lo mejor: Su envoltorio técnico.
Lo peor: Termina aburriendo.
publicado por Andrés Pons el 25 mayo, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.