Después de su tropiezo con la interesante pero irregular cinta LOS CRIMENES DE OXFORD, Alex de la iglesia, retoma un hecho histórico de nuestro país como fue la guerra civil para mostrarnos una trama a tres bandas y llena de violencia.

★★★☆☆ Buena

Balada triste de trompeta

Después de su tropiezo con la interesante pero irregular cinta LOS CRIMENES DE OXFORD, Alex de la iglesia, retoma un hecho histórico de nuestro país como fue la guerra civil para mostrarnos una trama a tres bandas y donde el amor es el detonante de una locura aun mayor que el de la propia guerra. Arriesgada en su propuesta, diferente a todo lo que hemos visto del cine español en los últimos años, y estimulante el saber que aun hay esperanzas en este cine patrio, lejos del conformismo y la irregularidad que lo sostiene. La película tiene un tono grotesco que recuerda un poco al estilo de Tim Burton pero aquí llevado mas a un punto de fealdad mas conciente El resultado final de la película  convence por su puesta en escena y esa violencia desmadrada que rompe la tranquilidad y el sosiego de su primera parte. Sin olvidar lo principal de la película, sus grandes actores, desde un sorprendente y creíble Carlos Areces, un acertado e inquietante Antonio de la Torre y una actriz como es la atractiva Carolina Bang que sorprende con una mas que correcta  interpretación. Además de lo guapa que sale en pantalla. Se nota que Alex de la iglesia (su novio en la vida real,que suerte tienen algunos), le ha ofrecido una oportunidad de oro y se puede decir claramente que ella lo ha aprovechado muy bien. Sin olvidar los pequeños papeles de Terele Pávez, Enrique Villén, Santiago Segura, Raúl Arévalo o Luis Varela o el de Sancho Gracia, cuyo personaje pensaba que iba a tener mas protagonismo del que tuvo. También creo que este variado grupo de personajes (y mas) es demasiado grande para que estos lleguen a funcionar como debieran, pues hay personajes al que se les habría podido dar algo mas de cuartel. La película tal vez no se termina de asentarse en un solo genero al querer abarcar demasiado y eso la hace deambular sin mucho sentido. De un drama romántico a una denuncia social, pasando por un retrato histórico ya tocado en otros muchos films sobre el conflicto civil. Pero para en esta ocasión quedandose en un segundo lugar y en algún momento tratado con mas ironía que seriedad, con momentos de humor esperpentico. Pongo un ejemplo con la escena donde el personaje de Areces le muerde la mano a un "agradable" Franco es muy acertada.

SINOPSIS
Dos hombres que comparten su trabajo de payasos luchan entre si por el amor de una joven y bella trapecista en medio de una España aun regida por Franco.


Me quedo con su parte final, unos 20 minutos o mas donde la película explota toda su artilleria y donde los personajes llegan a un salvaje extremo que borda la paranoia total. Y sobre todo esa traca final sobre un monumento tan crucial para el caudillo y su escena final donde además de impactado me quede sin palabras. Una película que debería haber tenido mucha mejor suerte en las salas de cine y que incomprensiblemente nuestra academia (La Sinde-vergüenza) no le ha dado el reconocimiento que se merecía.
Lo mejor: Los interpretes tanto masculinos como femeninos. La puesta en escena, la violencia...etc.
Lo peor: Algo irregular en su apartado global, sin eregir un genero al que mirar y asentarse. El desprecio del publico español a una tan interesante propuesta nacional.
publicado por Vacelyk el 19 mayo, 2011

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.