Una muestra más del buen hacer del cine europeo; rico en historias y plagado de grandísimas interpretaciones.

★★★☆☆ Buena

Intérpretes: Mikael Persbrandt, Trine Dyrholm, Ulrich Thomsen, William Jøhnk Nielsen, Markus Rygaard, Bodil Jørgensen, Toke Lars Bjarke, Camilla Gottlieb, Satu Helena Mikkelinen.


Sinopsis

La familia de Anton, de origen sueco, vive en Dinamarca y se encuentran en una dura situación por el más que probable divorcio de Anton y su mujer.
Anton (personaje interpretado por Mikael Persbrandt) es un médico que colabora en una campo de refugiados de un país africano, mientras que su mujer (personaje interpretado por Trine Dyrholm) y sus dos hijos, viven en Dinamarca.
Elia (personaje de Markus Rygaard) es el mayor de los hijos y vive acosado en el colegio por sus propios compañeros, que le maltratan. Entonces conoce a un nuevo alumno, Christian (personaje interpretado por William Jøhnk Nielsen), que viene de Londres tras el fallecimiento de su madre.
Christian expresa su dolor revelándose y plasmándolo de forma violenta. Ambos niños hacen buenas migas, pero el ansia de venganza de Christian ante ciertas situaciones les llevará a meterse en problemas y a que Anton cuestione sus propios valores e ideales.


Crítica

Estamos en ese tiempo de vigilia que nos aleja de los excesos y a muchos acerca  al recogimiento espiritual. Alejados de los acontecimientos religiosos, desde la Ignorancia también decidimos "recogernos" y disfrutar de esos pequeños placeres que nos da la vida, siendo uno de ellos el cine. Nos acercamos a ver esta película que nos han recomendado desde distintos foros y atraídos por el sugerente título en castellano, "En un mundo mejor". Ante este título casi dogmático, lo primero que nos asalta es preguntarnos si es posible ese "mundo mejor". Y sinceramente creemos que sí. Hay que luchar por él, esforzarse por él, perseguir lo que se quiere y no dejar todo en manos del destino, en ocasiones caprichoso y perverso, e incluso cargado de ciertas dosis de buena o mala fortuna. Hay que buscárselo y modelarlo, creyendo sinceramente que un mundo mejor sí es posible. Y les aseguro que el que escribe no es la persona más optimista del planeta.
La película no nos defrauda y nos ha parecido bastante buena. El primero y más importante de los méritos es que consigue emocionar, transmitir, llega al público y se nos clava dentro, muy dentro. En muchas ocasiones, desde esta tribuna, clamamos al cielo pidiendo a muchas cintas que no se queden en un mero ejercicio de entretenimiento y que involucren al espectador,…, no que le hagan sufrir, pero sí sentir, que lo que estén viendo les transmita y les estremezca. Qué bonito es sentir y que te hagan sentir.
Por momentos corre el riesgo de caer en un melodrama de sobremesa cargado de sopor y gotitas de aburrimiento, pero creo sinceramente que no es el caso y que está muy bien resuelto apoyado, sobre todo, en unas muy sólidas interpretaciones de todo el reparto.
Durante el tiempo que estamos sentados en nuestras butacas planea sobre nosotros la sensación de honestidad, de rabia, de lucha por lo correcto, de demostración que lo que está bien, está bien y ha de imponerse cueste lo que cueste, frente a la calma y el idealismo de Anton que "lucha" por lo correcto como fin y como medio.La violencia de Christian, magníficamente acompañada por ese rostro casi inmutable de William Jøhnk Nielsen, es, en cierto modo, el hilo conductor de todo el film, sin el cual no habría guión. Sin esa frialdad contenida en la mirada de Christian no habría película. La violencia, la imposición de lo correcto, cierta sensación de caos,…, es lo que hace correr los minutos de metraje y nos hace emocionar. Quién no ha tenido la sensación o el pensamiento de decir "qué alguien haga algo!, ¿por qué nadie le enseña o le dice a "los malos" que lo que hacen no está bien y hay que corregir su conducta sea cómo sea?". Evidentemente, claro está, quién está en poder de la verdad absoluta para calificar lo que está bien y lo que está mal, y cómo ha de "imponerse",…, quizá ese concepto de dios que se encuentre en ese "cielo",…, volviendo a la época de regocijo religioso en la que estamos quizá alguien pueda contestar a estas cuestiones.Cómo hemos leído por ahí, es un poderoso melodrama contemporáneo  que merece mucho la pena y que les invito a que disfruten si pueden y así lo desean.Y por último, si quieren disfrutar de ojos y miradas , aquí tendrán un amplio repertorio de ojos claros, fríos a la par que hermosos y cálidos.


Nota general: 6,5 sobre 10.

Lo mejor: En ocasiones raya en exceso el melodrama de sobremesa.
Lo peor: Las interpretaciones de todo el plantel y que consigue emocionar y transmitir sin recurrir a lo facilón y a la lágrima fácil.
publicado por Lucas Liz el 27 abril, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.