Thor (espectacular, pero fallida, adaptación del mítico superheroe Marvel, de manos de Kenneth Branagh)

★★★☆☆ Buena

Thor (thor)

La temporada de blockbusters da inicio este año, con la adaptación Marvel de Thor, el famoso hijo de Odín. Pues bien, Galíndez y un servidor, nos calzamos nuestras gafas 3D con la incertidumbre de saber que podía ofrecer el señor Kenneth Branagh, encargado de la dirección del film. En esta ocasión sin subtítulos de por medio, por lo que nuestro Candel hubiera podido ver la película sin estallar en llamas.

  Thor, digámoslo ya, es una adaptación menor, donde la dirección de Branagh es lo menos importante. Es correcta, entretenida y en ocasiones, divertida, pero no deja de ser una adaptación ligera y amable, de un personaje que requería un acercamiento más dramático, más serio. 

Branagh se limita a ser un director estándar de film espectáculo, y en la primera parte del film, la mejor sin duda, lo consigue con solvencia. Esto no equivale a una personalidad cinematográfica, por lo que la incorporación del director al proyecto sigue siendo todo un misterio. Lo único “distinto” del film es una tendencia a ladear, inclinar los planos, algo que hacen mucho mejor, en forma e intenciones, Sam Raimi o Peter Jackson.

  En esa primera parte, que transcurre en Asgard (reino de Thor), es donde se encuentran los mejores momentos del film. Escenarios espectaculares, mucha imaginación y unos efectos especiales que se convierten en lo mejor de la propuesta. La batalla en el reino de los gigantes de hielo es reivindicable, y este primer tercio, se sitúa, sin duda, como lo más espectacular, visualmente hablando, salido de todos los films Marvel. Chris Hemsworth se revela como el perfecto Thor: carismático e impulsivo. 

En su segundo tercio, el film se transforma en una especie de versión de Los Visitantes, con constantes golpes de humor, más o menos afortunados (el humor es apropiado cuando cuentas la historia de un playboy millonario como Tony Stark, pero resulta más indigesto cuando tienes que asociarlo a la mitología nórdica).  A partir de este momento, la propuesta pierde fuelle, transcurriendo, sin pena ni gloria, hasta un clímax final, al que le falta verdadera espectacularidad. Una pena, después del prometedor comienzo.

  Es sorprendente que un film que tiene como director a Branagh y cuenta en su cast con (tomen aire) Natalie Portman, Anthony Hopkins, Renne Russo, Idris Elba, Stellan Skargard, etc, se afronte con tan poca ambición, conformándose con ser una película veraniega más, que no dudo, recaudara una barbaridad de “gallina”.  Con estos ingredientes, es curioso, que lo mejor de la película sean sus espectaculares efectos especiales, pero siendo sinceros, la mayoría de los actores y actrices simplemente se limitan a aparecer en pantalla. 

Un film menor, dentro de la factoría Marvel, que se sitúa por debajo del Spider-Man de Raimi, pero por encima de los Daredevil, Hulk y compañía. Una auténtica oportunidad perdida.

Lo mejor: La primera media hora, que tiene lugar en Asgard
Lo peor: Lo desaprovechados que están sus elementos de partida
publicado por Alberto Zamora López el 25 abril, 2011

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.