Rumores y Mentiras (cine de adolescentes, sorprendentemente inteligente)

★★★★☆ Muy Buena

Rumores y mentiras (easy a)

No es fácil encontrar comedias verdaderamente graciosas protagonizadas por féminas. En mi opinión, que la actriz sea excesivamente guapa, crea una distancia insondable respecto al público, que solo es capaz de sonreír levemente ante el catalogo de mohines de reinas de la comedia como Julia Roberts o Cameron Diaz, mientras que sus homólogos masculinos, nunca tan guapos, se ridiculizan de todas las formas posibles.

  Puede decirse que tengo cientos de ídolos de la comedia, ya sean nuevos como Jonah Hill, Seth Rogen o Adam Sandler, o más veteranos como Mike Myers, Jim Carrey o Ben Stiller. Por el contrario, siempre lo he tenido más difícil con las mujeres-comediantes, pero en los últimos años mi opinión esta cambiando. 

Siempre reivindicaré a Anna Faris, la interprete de Scary Movie, siempre dispuesta a hacer el payaso, y nunca me cansaré de elogiar a Tina Fey, excelente guionista salida del Saturday Night Live, creadora de la galardonada sitcom Rockefeller Plaza y guionista de una las pocas excepciones, que con enfoque claramente femenino, ha servido para hacerme reír a carcajadas, como fue Chicas Malas.

  Esta introducción viene al caso, por Rumores y mentiras. Película pequeña sin grandes alardes, pero que ha servido para sacarme unas risas, y de que manera. 

Más inteligente de lo que pueda parecer en un primer momento, la historia de una joven que finge ser una golfa para ganar popularidad en un instituto que la ignora, se convierte según avanza la trama en una gran reflexión sobre la mentira y las apariencias, cargada de mala baba, y ambientada en un entorno dónde tanto importa el qué dirán como es el instituto. No es para nada casual la referencia a la Letra Escarlata y se agradece que el film huya de lugares comunes de la comedia ambientada en institutos. Es agradable ver, por ejemplo, como se enfoca el personaje gay de la cinta, huyendo de todo tipo de clichés e histrionismos.

  Dos factores juegan a su favor. Por un lado, la nostalgia que recorre toda la cinta, donde los personajes son inteligentes, con problemas y ansiedades, conectando de este modo con el cine de John Hughes, al que Rumores y mentiras debe bastante. Excelente resulta el momento en el que la protagonista recuerda películas clásicas de los 80, momento en el que el film recurre directamente a imágenes procedentes de las películas originales. 

En segundo lugar, lo acertado de todo el reparto. Los secundarios, especialmente los veteranos de la cinta, se comen las escenas, destacando un Stanley Tucci que roba cada plano en el que aparece. En el matrimonio formado por este y Patricia Clarkson y la química con su hija, se encuentran algunos de los mejores diálogos del film. Hay lugar también para un divertido Thomas Haden Church y una recuperada Lisa Kudrow.

  Los secundarios mas jovenzuelos cumplen su papel, pero respiran humanidad, no se trata de estereotipos, sino de personajes trabajados. Destacaría una divertida Amanda Byrnes como fanática religiosa. 

He dejado lo mejor para el final: Emma Stone. La Jules de Supersalidos, borda su papel de adolescente inteligente y mordaz, siendo una versión de la famosa Juno, pero sin el componente repulsivo y sabelotodo de aquella. Es un placer ver los dotes para la comedia de la joven actriz, bella y divertida en todo momento. No es una adolescente idiota, es inteligente, como miles de jóvenes de su edad. No le preocupan los chicos, ni la moda, pero en ningún momento se convierte en algo “cool” como en la muy sobre valorada Juno (creo que he dejado claro que odia la ¿comedia? con Ellen Page). Tras Supersalidos, Bienvenidos a Zombieland, su leve participación en Un rockero de pelotas y el film que nos ocupa, Emma Stone se configura como carta segura en el terreno de la comedia. No hace falta decir que el humilde escriba se encuentra enamorada de esta joven intérprete, especialmente desde que tengo conocimiento de su participación en el reset de la saga Spider-man.

  No es un film perfecto, a última hora hay un leve abuso de sacarina, pero desde luego se trata de una cinta de lo más recomendable, siempre y cuando os guste la ambientación High School.  Dadle una oportunidad, como mínimo os reiréis y eso, ya es mucho.
Lo mejor: Emma Stone. Los secundarios
Lo peor: Cierto exceso de azúcar en la recta final
publicado por Alberto Zamora López el 24 abril, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.