Belén Esteban, Paquirrin, rodean el subproducto de una aureola de fanatismo que al que esto escribe le causa retortijones ver como determinados ejemplos de la incultura, la vagancia, el mamoneo y muchos adjetivos de baja estofa logran amasar fortunas

★☆☆☆☆ Pésima

Torrente 4- crisis letal (torrente 4- crisis letal)

Un tipo tan racista, facha y descaradamente estúpido tenía su gracia en el debut de la saga que le otorgaba el estrellato a “Santiago Segura”. En 1998 esa caspa resultaba al menos divertida en su insensatez sabiendo en todo momento jugar en su liga.

 

Después tras algunas secuelas la cosa ya no tiene demasiada gracia, la cuarta entrega ya no tiene ninguna. Efectivamente no vamos a pedirle calidad cinematográfica. Torrente siempre dejo clara sus aspiraciones, entretener a base de humor de sal gorda y por ello sacar tajada en taquilla. Seguramente volverá a sacar una importante suma de dinero ante el despliegue promocional de Segura que es un maestro en estas lides, evidentemente no lo es dirigiendo, ni escribiendo ni mucho menos actuando.

 

Incluso la caspa necesita contar algo, esto es solo una sucesión de gags sin sentido filmados desastrosamente sin nada a lo que agarrarse. Con la participación de Freaks televisivos de la calaña más baja. Belén Esteban, Paquirrin, rodean el subproducto de una aureola de fanatismo que al que esto escribe le causa retortijones ver como determinados ejemplos de la incultura, la vagancia, el mamoneo y muchos adjetivos de baja estofa logran amasar fortunas en una España que pierde el norte. El 3d pesimamente adaptado y un Torrente que ya perdió la poca magia que le quedaba. Eso sí, Segura sigue forrándose.

Lo mejor: Seguramente el dinero que le dará de nuevo a su creador.
Lo peor: Todo es de vergüenza, ojalá no tengamos una quinta parte.
publicado por Andrés Pons el 9 marzo, 2011

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.