Producción canadiense que plantea un potente drama familiar de ecos shakesperianos con la guerra civil libanesa como telón de fondo.

★★★☆☆ Buena

Incendies (incendies)

En Canadá muere una mujer de origen libanés. Sus hijos acuden a ver al notario para leer el testamento y se encuentran con una extraña petición de su madre: deben encontrar a su padre, al que creían muerto, y a un hermano que hasta ahora no sabían que existía. Esta misión les llevará al Líbano a investigar el turbio pasado de su madre, sobre el cual ella siempre guardó silencio. Este es el punto de partida de Incendies (Denis Villeneuve, 2010), producción canadiense que plantea un potente drama familiar de ecos shakesperianos con la guerra civil libanesa como telón de fondo.

 

Siguiendo el ejemplo de  Ciudadano Kane, la película está narrada en dos tiempos: la historia en la actualidad de los hermanos  investigando, y el pasado de su madre puesto en imágenes que se va construyendo a base de flashbacks a lo largo del metraje. Todo ello con un ritmo narrativo pausado muy lineal sin altibajos, algo que resulta positivo y negativo a la vez. Es bueno en el sentido que el misterio se va desgranando poco a poco, la información que se va dando al espectador está muy bien dosificada para mantener el interés en todo momento. Por otra parte tiene el inconveniente de que cuando se van descubriendo puntos claves de la trama  la escena no alcanza el clímax emocional que quizá debiera tener precisamente porque no se detecta un cambio de ritmo, y esto hace que el conjunto globalmente puede resultar algo frío. Es como una persona poco expresiva que te cuenta un chiste igual que te da el pésame, todo con el mismo tono.

 

Por otra parte los actores están todos muy convincentes en sus respectivos papeles, especialmente la protagonista Lubna Azabal. La fotografía es muy sobria y también muy constante, al igual que el ritmo. La música sin embargo sí que ayuda a crear en algún momento un cambio emocional. También es de agradecer que en algunos momentos en que otros directores se habrían recreado en detalles escabrosos, éste haya recurrido a las elipsis para no mostrar escenas desagradables.

En general una buena película, con una historia un tanto rocambolesca, bien interpretada y bien dosificada en su narración.

Lo mejor: La forma en que dosifica la información a lo largo del metraje para mantener el interés de la historia.
Lo peor: Cierta sensación de frialdad en el conjunto.
publicado por Ramón Ramos el 23 enero, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.