Obra Maestra de animación. La mejor del 2010. Lástima que se vea bajo la sombra de Pixar, injustamente.

★★★★★ Excelente


Acabó el año y hemos tenido diversidad de films animados, algunos por supuesto mejor que otros.

Fue cuando salió ésta película en Marzo, cuando ya me atraía su diseño de personajes y sus buenas críticas.

Por supuesto no me esperaba gran cosa. Sin embargo, tuve la suerte de poder verla en 3D, convirtiendose así junto a Tron Legacy, en probablemente las mejores películas visuales para el 3D.

Fuera de ello, Cómo Entrenar a tu Dragón de Dreamworks, es probablemente una joya enorme de film. Lejos, muy lejos de todos los largometrajes animados de la casa de Dreamworks, ésta peli profundiza en las emociones, en la amistad y en el cariño, cosa que no ocurría en otros films "divertidos" de la casa como Madagascar o la aburrida Shrek. De ahí que a diferencia de las susodichas, sea un film de animación profundo.


El apartado visual es simplemente perfecto, no solo podemos apreciar cada pelo de bigote del jefe Vikingo sino que el mar o las nubes, parecen de verdad. Sus paisajes son bellísimos y son personajes caricaturizados como historietas juveniles hacen que la película caiga en gracia.

El apartado musical es otro de sus grandes fuertes y que sin duda, es una pena que no vaya a ser nominado a los Oscars. Más que nada porque hay otras bandas sonoras que no lo merecen y van a estar ahí de seguro. La música de John Powell, es preciosa y armoniosa dejándonos una música vikinga llena de orquesta y sintetizador. Partes increibles como Forbidden Friendship, que es mi favorita del soundtrack, merecen la pena ser oídas una y otra vez. Esa parte nos muestra la escena del "acercamiento" de Hippo y Desdentao, el joven protagonista y el dragón Furia Nocturna. Una escena en la que el film ya empieza a dar color y poner el dedo en la llaga, haciendonos unos sentimentales por completo.

La competencia clara y lógica fue Toy Story 3, arrasadora de premios y seguramente ganadora de los próximos Oscars en la categoria de Film Animado. Y Toy Story 3, es un peliculón. Pero por una vez en la vida, DreamWorks ha sabído manejar bien las riendas para superar a un film de Pixar, aunque sea de la saga de los juguetes.


Y sí, Cómo Entrenar a tu Dragón es muy superior a Toy Story 3, en historia, en música (No, ésta vez Randy Newman no tiene nada que hacer con Powell) en diseño y en profundidad. Por supuesto, la mayoría de la gente prefiere Toy Story, y eso se verá reflejado en los premios, pero yo me quedo con el film de los Dragones pues me hizo reir, entretenerme y llorar. Y ya la he visto tres veces, y más que caerán…

Lo mejor: Su historia, su calidad de animación. Su música.
Lo peor: Que se vea minimizada por la incordiosa sombra de Pixar.
publicado por Dani Martín el 19 enero, 2011

Enviar comentario

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.