David Yates ha sorprendido a propios y extraños firmando la que es, para quien esto escribe, la mejor película de la franquicia.

★★★★☆ Muy Buena

El Señor Oscuro quiere matar a Harry, sea como sea, por lo que Ojo Loco y un grupo de magos trazan un plan para esconderlo. Pero las cosas no salen como esperaban y Harry, junto con Hermione y Ron, deberá huir para salvar su vida, mientras que busca los horrocruxes y una manera de destruirlos.

Sorprende que el director que pertrechó ese desaguisado llamado Harry Potter y la Orden del Fénix haya logrado realizar un film como Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: 1ª Parte (Harry Potter and the Deathly Hallows: Part 1, 2010), que es verdaderamente magnífica (quizá el tiempo extra que se tomaron una vez dada por finalizada haya ayudado a ello). Nada más comenzar el ritmo es trepidante, con unas persecuciones realmente espectaculares que hacen que uno tema en más de una ocasión por el destino de Potter; aunque, una vez pasada la huída inicial, viene una parte donde casi parece que estamos viendo una historia postapocalíptica, con los paisajes vacíos de gente, con tan sólo los tres amigos en pantalla y el sonido de la radio de fondo, generando una atmósfera desasosegante. Así, en esta entrega nos encontramos con que es un film de acción y aventuras, pero a la par tiene muchos momentos de calma, pero una calma llena de tensión, donde los protagonistas hacen una huída silenciosa, escondiéndose en rincones perdidos y luchando incluso contra sí mismos. Es, pues, una película oscura, como viene siendo habitual en las últimas entregas, aunque probablemente la siguiente y definitiva parte ser la más tenebrosa de todas.

Sobre el reparto actoral, pues poco hay que decir salvo que están todos los importantes de la saga, empezando por el trío protagonista, Daniel Radcliffe, Emma Watson y Ruppet Grint, que lo hacen estupendamente; luego por supuesto tenemos a Ralph Fiennes (El jardinero fiel) como Voldemort, Imelda Staunton (El secreto de Vera Drake) como Dolores Umbridge, Alan Rickman (Héroes fuera de órbita) en su papel de Snape, Helena Bonham Carter (lo mejor de Alicia en el país de las maravillas) como la peligrosa Bellatrix, y Jason Isaacs (Green Zone: Distrito protegido) como el pérfido Lucius Malfoy, que ya no es tan fiero como antes; entre otro muchos. O sea, un gran reparto repleto de caras conocidas y talentosas.

Por otra parte destacar también el magnífico diseño de producción, los efectos especiales y la fotografía, además de la música de Alexandre Desplat. Todo ello hace que la ambientación está del todo lograda (también hay que decir que todas las películas brillan en este aspecto) y los momentos de máxima tensión estén conseguidos.

En conclusión, que David Yates ha sorprendido a propios y extraños firmando la que es, para quien esto escribe, la mejor película de la franquicia (junto con El Prisionero de Azkaban), por lo que uno se queda con muchas ganas de ver la segunda parte (y más después de ese final).
Lo mejor: -El emocionante inicio, toda una persecución al elegido. -Los efectos especiales, la fotografía, los escenarios, incluso la dirección de Yates... -El reparto, un variado elenco que está muy metido en su papel. -La música de Alexandre Desplat. -El cuento de los tres hermanos y las reliquias de la muerte, contado en forma de corto de animación.
Lo peor: -La parte intermedia del film tiene un ritmo mucho más pausado que su inicio, así que se le puede hacer lenta a parte del personal. -Algunos momentos de mareantes movimientos de cámara, aunque es cierto que logra darle un toque más realista y angustiante.
publicado por Raul Neovallense el 12 enero, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.