MACHETE

(Machete, 2010) 107´

“Yesterday he was a decent man living a

decent life. Now he is a brutal savage

who must slaughter to stay alive”. 

FICHA TECNICA

Dirección-Robert Rodriguez/Ethan Maniquis

Guión-Robert Rodriguez/Alvaro Rodriguez

Fotografía-Jimmy Lindsey

Música-Chingon

Producción-Rick Schwartz/Robert Rodriguez/Elizabeth Avellan

 

INTERPRETES

Danny Trejo (Machete)

Steven Seagal (Torrez)

Michelle Rodriguez (Luz)

Jeff Fahey (Michael Booth)

Lindsay Logan (April Booth)

Tom Savini (Osiris Amanpour)

Jessica Alba (Sartana Rivera)

Don Johnson (Von Jackson)

Robert De Niro (Senador John Mclaughlin)  

         

El proyecto cinematográfico que es Machete nació de una broma. Un falso tráiler insertado en la película de 2007 dirigida a cuatro manos por Quentin Tarantino y el propio Robert Rodriguez Grindhouse y que resumía en tres minutos una historia de traiciones, venganza, violencia y sexo. El fulgurante éxito de este retazo hizo pensar en la posibilidad de rodar un largometraje con la idea sugerida en dicho falso tráiler. La pregunta es ¿Tendría gracia dicha broma al alargarla hasta llegar a una película de casi dos horas?

La respuesta es sí. La cinta de Rodriguez y Maniquis desborda agilidad narrativa, humor y suficientes guiños cinéfilos para mantener la atención del espectador (eso sí, conocedor de la filmografía del mexicano),  acción a raudales y exceso en todas y cada una de sus secuencias.

En el desarrollo de la historia sí que podría hacerse una clara diferenciación entre una primera parte más lograda, donde las escenas de acción están mejor resueltas (que decir del espectacular prólogo), hay una continua presentación de personajes de carácter y el tono de humor negro es más sutil. Por contra según va avanzando la trama hasta llenar al pirotécnico final con una batalla final imposible, el exceso va siendo mayor y las bromas más evidentes, con lo que en las comparaciones sale mejor parada la citada primera entrega.

Todo este exceso del que se habla,  sin embargo, puede provocar el rechazo de quien pretende acercarse a la cinta protagonizada por Trejo como si de una cinta más de acción fuese, cuándo lo que realmente busca es homenajear (como en su momento hiciera la citada Grindhouse) a toda una forma de hacer cine donde primaba el entretenimiento a la calidad, y donde el exceso era su principal cara de presentación y de reclamo. Podemos criticar la forma de llevar a cabo dicho homenaje, ya que quizás habría que haber sido consecuentes con la idea de resucitar ese cine de explotación, algo que choca frontalmente con un presupuesto como el manejado para Machete, cercano a los  veinte millones de dólares, lo que hace que se cuente con un presupuesto de producción de tipo A para hacernos creer que lo que estamos viendo es pura serie Z.

Más allá de este error de concepto (algo que se perdona rápidamente viendo los estupendos resultados en la pantalla) la película hay que disfrutarla como lo que es, y entendiendo y conociendo toda la filmografía de Rodriguez.

Destacar especialmente de un guión que es bastante esquemático en cuanto a su desarrollo (prólogo que muestra el la caída de Machete, presentación de personajes, traición y venganza encumbrada por la gran batalla final) la capacidad de los hermanos Rodriguez (autores del libreto) para crear con cuatro retazos personajes tan atractivos como el amplio espectro que componen el universo de Machete (Von Jackson, Luz, Osiris entre un largo etcétera) , con enjundia y tirón suficiente  muchos de estos para generar y protagonizar una historia propia.

Y para dar vida a toda la retahíla de personajes que pululan por la trama un elenco de intérpretes, unos mejor que otros en el apartado interpretativo pero que en su conjunto dan vida a un elenco de auténtico lujo. Así, junto a actores como un pasado de vueltas De Niro, un magistral  Jeff Fahey, o un perfecto Don Johnson hay que sumar nombres como los de Alba, Rodriguez Lohan, Marin, Seagal o Savini, cada vez más cómodo en su faceta como actor. Remarcar asimismo el protagonismo de Trejo, lento físicamente (sesenta años pesan) pero colosal como Machete a quien otorga una presencia física que lo hacen aún más épico, especialmente en un rostro marcado que da autenticidad al rol que interpreta.

En resumen, una nueva broma reconvertida en espectáculo cinematográfico demoledoramente entretenido, visualmente sorprendente, personal en su concepto y desarrollo, muy en línea con el particular universo creado poco a poco por Rodriguez con cada nuevo título. Para espectadores sin complejos, con ganas de disfrutar a  lo grande ante la pantalla grande y cuyas virtudes superan más de un visionado sin perder su capacidad de sorpresa y goce.

Escena: Un prólogo directamente brillante que engancha desde el primer fotograma y que se remarca con unos título de crédito estupendos.

Curiosidad: Todo queda en familia. Rodriguez y Elizabeth Avellan (productora de la cinta) fueron pareja hasta 2007, el Texano escribe el guión junto a su hermano Alvaro, la protagoniza Danny Trejo, primo de Robert y el mismo Trejo es padre de Gilbert Trejo, quien interpreta el papel de Jorge.

Lo mejor: El elenco de actores reunidos para la ocasión y el estupendo manejo de la historia por parte de Rodriguez. su violencia imposible.
Lo peor: Un tramo final que resta enteros y hace que el resultado final no llegue (por muy poco) al sobresaliente.
publicado por Enrique Fernandez Yoldi el 6 enero, 2011

Enviar comentario

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.