Tras la gran "Gone Baby Gone" con Affleck detrás de la cámara, tenía gran interés por ver su nueva obra. Olía a film maduro, de atracos, personajes duros. Pero todo se va al garete. Las apariencias y el gran reparto engañan. El film, que comienza como su anterior película (voz en off y confesiones) se ambienta en Charlestown, lugar conocido por tener unos habitantes muy propicios a ser atracadores.

La película empieza con un atraco a un banco y el secuestro de la gerente del mismo (Hall). Tras esa experiencia, ella se convierte en un cabo suelto y los atracadores intentan controlar que les identifique, ya que vive cerca de su barrio. Y aquí ya empieza el primero de los muchos patizanos de guión.

Por un lado el film intenta retratar a unos buenos profesionales de los atracos, pero fuera de los bancos se comportan como paletos que nunca hayan cometido un crimen. Se vuelven descuidados y hacen muchas cosas que dentro de la lógica del delincuente, nunca se harían. Y para empezar, la relación del atracador con la atracada. Varios diálogos y momentos que llevan a la confusión nos hacen ver cómo será el final.

Con cierta intención de imitar a "Heat" en las secuencias de atracos, el film va perdiendo mucho fuelle. La película se convierte en un thriller bastante soso y un guión con muchas deficiencias.

Gregson Williams, como James Horner, se dedica a variar levemente sobre sus trabajos anteriores y firma una banda sonora a lo Deja Vu. Una lástima, era un film con ingredientes suficientes para que fuera una de las pelis del año.

Lo mejor: El reparto y los atracos
Lo peor: Guión muy débil y que lleva a confusión
publicado por Israel 'Yojimbo' Nava el 12 diciembre, 2010

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.