La nueva película del que fuese maestro del terror es una basura que en verdad termina siendo una comedia estúpida y sin sentido.

★☆☆☆☆ Pésima

La verdad es que no era de esperar que el nuevo film de Wes Craven fuese a ser tan malo como es. Y mira que lo es. La nueva cinta dirigida por Wes Craven vuelve a reincidir en el genero que mas éxitos le han aportado, el terror. Films como "Pesadilla en elm Street", "La colina tienen ojos" o la saga de "Scream", de la cual ya esta preparando una nueva entrega, ha convertido a este realizador en un clásico del genero. "My soul to take" se estrenó en Usa con unas críticas nefastas y un batacazo en la taquilla bastante considerable, mas aun si uno tiene en cuenta que este film también se ha estrenado con la moda del 3D….y la verdad es que el 3D no se nota en nada. Según las criticas esta es la peor película en la carrera de este director, algo en lo que yo estoy totalmente de acuerdo. Uno de los fallos mas evidentes de este fiasco se le puede achacar a una elección de castings de lo peor visto en mucho tiempo, sus actuaciones son malas,pero malas. Sobre todo destacando al protagonista que al ver sus reacciones ante lo que le sucedia daban ganas de que le clavaran el cuchillo de una vez por todo en ese cerebro de tonto lava. No hay ninguno que se salve de la quema. Otro de los elementos que perjudican bastante a esta cinta es su lento ritmo tanto en su montaje, con algún que otro desvarió de su director, como en su forma narrativa. Pero sobre todo eso lo que mas pesa y mas ha perjudicado a la película es el guión escrito por el propio Wes Craven, donde se demuestra que Craven es mejor realizador que guionista. El guión explota los cliches del genero de forma abusiva, además de simplona y torpe, la trama mas bien parece una comedia alocada al mas puro estilo "Scary Movie". El refrito de factores que ya hemos visto en el cine de Craven, sobre todo se siente y se padece la presencia de la saga "Scream".


SINOPSIS.
Un asesino en serie vuelve a la vida para asesinar a los siete niños que nacieron en la noche que el murió. Ahora, dieciséis años después varias personas comienzan a desaparecer.



Estamos ante un film de esos que serán olvidados nada mas terminar su visionado, las risas serán constantes si lo que esperas son sustos y momentos efectivos. La cinta es tan mala que consigue eso, que te eches unas risas en los momentos que supuestamente deberían asustarte o inquietarte.  Sencillamente "My soul to take" es la peor película en la carrera de Craven, yo que siempre he sido un defensor de su anterior trabajo como guionista y director "La nueva pesadilla de Elm Street" en año 1994, con esta no hay manera (ni ganas) de defender un producto ya de por si muerto. Atención a los títulos de crédito finales, seguramente lo mejor de la película.
Lo mejor: Los títulos de crédito, que se termina.
Lo peor: Todo lo demás.
publicado por Vacelyk el 10 diciembre, 2010

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.