Steven Soderbergh nos acerca a las necesidades humanas desde el mundo de la prostitución. Experimento fallido que peca de pretencioso e incompleto.

★★☆☆☆ Mediocre

The girlfriend experience (the girlfriend experience)

Intérpretes: Sasha Grey, Chris Santos.

Sinopsis
Cinta en formato cuasi-documental que relata una semana en la vida de Chelsea (personaje interpretado por Sasha Grey, estrella del cine pornográfico americano), una prostituta de lujo de New York. Se centra en mostrar las relaciones que establece con los clientes, como trata de promocionarse y como son sus relaciones personales, en particular con su novio, el cual conoce a lo que se dedica.

Crítica
Experimento cinematográfico de Steven Sodebergh que trata de bucear en el mundo de las necesidades, los deseos y las posibilidades que proporciona el dinero,  presentándonos la historia de Chelsea, una prostituta de lujo neoyorkina. Resuelta de una forma más menos noble, el primer adjetivo que me viene a la cabeza es pretenciosa y muy poco seductora.
Este montaje a modo de collage no ayuda a que el espectador se enganche completamente al film y por momentos complica el entendimiento de la historia, pero curiosamente se hace atractivo.
Pese a lo que pudiese parecer la carga sexual del metraje es mínima, apenas un par de cuasi-desnudos de Sasha Grey, lo que se agradece, sin duda, para eso hay otro tipo de cines. Pese a las cualidades físicas de la protagonista, a mi gusto con una apariencia demasiado infantil (cuestión de gustos), el producto es poco sexy, lo que se suple en parte con una atractiva interpretación de Sasha Grey, que consigue rematarla desde una frialdad invernal. Algo más de fuerza tiene la interpretación masculina protagonista, si bien su papel es pura guarnición. Esa frialdad nos acerca a ciertos ámbitos y debates sobre la actualidad y la forma de resolverse las necesidades humanas, incluso las más ardientes, lo que no deja de ser un contrasentido, pero un acierto en la forma en la que se tratan en los casi ochenta minutos de cinta.
Otro acierto destacable es la selección musical escogida, muy apropiada y aporta las dosis de excitación, no sexual, que al resto del film le falta. No así la fotografía, que remarca aún más la oscuridad y la escasez de sentimiento, buscadas desde la dirección, pero no muy agradecidas por el espectador.
Lo caótico del montaje y la sensación de lo inacabado de la historia pesan sobremanera en la decisión final y hacen que la película no apruebe bajo estos nuestros criterios. Desde la ignorancia, sin mentir y pudiendo provocar, estamos ante un proyecto fallido.

Nota general: 4,0 sobre 10.
Lo mejor: La frialdad de la interpretación de Sasha Grey y la selección musical empleada.
Lo peor: Un montaje algo caótico que incomoda un poco su visión y que peca de pretenciosa.
publicado por Lucas Liz el 2 diciembre, 2010

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.