Por casualidad comencé a ver esta película y sin casualidad no quise parar de disfrutarla.

Del mismo director que Soul Kitchen, Fatih Akin, las relacioné enseguida que empecé a ver Contra la Pared.

En este caso, Cahit (Birol Ünel) turco de nacimiento aunque residente en Alemania, es una persona que deambula por la vida, sin rumbo y sin sentido. Un día estrella su coche intencionadamente contra un muro y en el hospital conoce a la bella Sibel (Sibel Kekilli), quien le pide matrimonio para poder escapar de su asfixiante familia. Si no lo hace, le amenaza con suicidarse y Cahit, tras comprobar su locura y por no sentirse culpable, decide seguir adelante con la boda.

Impecable interpretación de Sibel Kekilli, sigo esperándola por algún lado para poder disfrutar de su belleza y de su interpretación. También de Birol Ünel, asiduo a las películas de Akin. Y perfecta la puesta en escena por parte del director, que se especializa en la creación de ambientes decadentes, personajes sin futuro lejano y secundarios de toques morales, cada uno a su estilo.

Sin duda, una película muy recomendable.

Lo mejor: La belleza de Sibel.
Lo peor: Los momentos musicales como intermedios entres diferentes secciones de la película. No lo llego a entender ¿?¿?
publicado por Juan Santa Pau Valls el 9 noviembre, 2010

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.