Nueva película de espías del director de El Caso Bourne, con la diferencia que Caza a la Espía’ relata una historia real y cuenta con dos de los actores más potentes de Hollywood: Sean Penn y Naomi Watts.

★★★☆☆ Buena

Caza a la espía (fair game)

Si en el cartel de una película se lee Sean Penn o Naomi Watts, la película pasa a formar parte del menú recomendado. En Caza a la Espía tenemos a ambos: Penn, con dos premios Oscar en su taquilla y ya experto en dramas políticos, y Watts, la actriz más rentable del mundo y también introducida en el cine político.


Con una buena caracterización, el film cuenta la historia real de Valerie Plame (Naomi Watts), la agente de la CIA que junto a su marido Joe Wilson (Sean Penn) defendió la idea de que Irak no cuenta con un programa de armas de destrucción masiva y posteriormente la Casa Blanca reveló su verdadera identidad al mundo dejándola expuesta al peligro.


Durante todo el transcurso de la trama la cinta permanece pegada a la realidad con imágenes de archivo y viajes por el globo terráqueo. Es un cine de denuncia que busca ser relevante, revelador, honesto y punzante. Sin acción, ni tiroteos, ni persecuciones en helicóptero. Una historia que dejó de ser clasificada para pasar a ser de interés internacional. Un capítulo más del 11-S y la guerra de Irak que ha llamado la atención de Hollywood.


Naomi Watts trasmite esa perra frialdad de espía y Sean Penn el fuego amigo de un diplomático que detesta las injusticias. Como sucediera en la también dirigida por Doug Liman, Sr. & Sra. Smith‘ (2004), los protagonistas pelean en un sucio contexto de política internacional mientras que su matrimonio está también en juego. Se podría afirmar que Liman se aficiona a lo de dar guerra al matrimonio.

publicado por Miguel Ruiz Manzano el 29 octubre, 2010

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.